Volotea empezará a volar el próximo 5 de abril

Todavía hay quien se atreve a montar una compañía aérea

Los fundadores de Vueling presentan Volotea, una nueva 'low cost' para tráficos de baja densidad.

Todavía hay quien se atreve a montar una compañía aérea
Todavía hay quien se atreve a montar una compañía aérea

El mismo día que este diario publicaba una entrevista con la consejera delegada de Easyjet, Carolyn McCall, en la que afirmaba que en Europa y en España hay un exceso de capacidad área" y la multiplicación de los competidores "afecta a los resultados y a la viabilidad de las empresas"; justo ese mismo día asistimos al lanzamiento de un nuevo proyecto de aerolínea. Volotea se presenta bajo la advocación de que nos encontramos ante "la primera low cost de las ciudades pequeñas y medianas de Europa".

Tras la desaparición de Spanair y la compañía húngara Malev, y a la espera de la riada de pérdidas económicas en los tráficos domésticos en el Viejo Continente que declararán las compañías en la inminente publicación de sus resultados de 2011, a nadie debería extrañar que se pusiera en duda la cordura de los promotores de esta nueva aventura.

La identidad de los aventureros, no obstante, obliga a concederles el beneficio de la duda. Se trata de Carlos Muñoz y Lázaro Ros, los dos pilares sobre los que en julio de 2004 se montó la operación de la primera compañía de bajo coste española, Vueling, hoy uno de los pocos proyectos rentables del sector.

Muñoz y Ros definieron ayer a Volotea como "la low cost de la pequeñas y medianas ciudades europeas, que aspira a ser un referente en los trayectos de corto y medio radio del Viejo Continente, comenzando por Italia, España y Francia. De hecho, la nueva empresa, que tiene su sede social en Barcelona, localiza su primera base de operaciones en Venecia.

Ante las dudas que suscita un proyecto como el de la nueva aerolínea en un momento de crisis y sobre oferta aérea, Muñoz defiende que "las empresas de bajos costes han demostrado que los ciudadanos están dispuestos a retrasar otros gastos, como la compra de un coche, pero no renuncian a sus viajes siempre que los precios sean los adecuados. En este sentido es un negocio anticíclico".

Justifica también la evidencia de que en el mercado europeo no conozcan precedentes de compañías de precios baratos operando en segmentos de mercado de baja densidad. "No existen porque, aunque las oportunidades son claras, a nadie se le había ocurrido hasta la fecha".

70 ciudades

El consejero delegado afirma que el mercado objetivo de Volotea se encuentra en unas 70 ciudades europeas: "Todas aquellas que tienen un población en su área de influencia que oscila entre dos y tres millones de habitantes". Entre ellas, Volotea estima que podrían establecerse unas 500 rutas potenciales para este nuevo rango de tráficos.

La nueva compañía empezará a volar el próximo 5 de abril desde el aeropuerto Marco Polo de Venecia a diez destinos. Aunque los responsables de Volotea se negaron a desvelar las rutas con las que arrancarán, dijeron que la mitad será hacia ciudades italianas y la otra mitad, hacia ciudades francesas y españolas. En verano cubrirá hasta 25 destinos, cifra que dentro de tres años se podrían haber se ampliado a 170. Muñoz descarta cualquier operación desde los grandes aeropuertos europeos como los de Madrid, Barcelona, París, Roma o Milán. Además afirma que la empresa no se solapará con rutas operadas por otras low cost. Volotea tampoco competirá con aerolíneas regionales que operan con aviones "más pequeños e incómodos" entre 50 y 100 plazas, según la apreciación de Lázaro Ros.

El director general afirma que el 60 de las rutas que operará Volotea no disponen en la actualidad de vuelos directos, mientras que en aquellas donde sí existen, operados normalmente por compañías regionales. "La nueva aerolínea será capaz de ofrecer tarifas que serán un 50% más baratas que las actuales".

El proyecto nace con una plantilla de 40 empleados, que se ampliará hasta 250 trabajadores en verano (60 de ellos pilotos), de los que "probablemente 20 vengan de Spanair", según su consejero delegado.

Además del equipo de fundadores y directivos, que participa con el 26%, la compañía nace con financiación de tres fondos de capital privado. De ellos, Axis y Sinaer Inversiones, son españoles y tienen el 25% del capital. El tercero, CCMP Capital, es estadounidense y cuenta con el 49% de las acciones.

Flota Boeing

Volotea iniciará sus vuelos con una flota de tres aparatos Boeing 717, con una capacidad para 125 plazas. El aparato dejó de fabricarse en 2007, pero Lázaro Ros aseguró que es un avión que se adapta perfectamente a las exigencias del proyecto y "es tan eficiente en combustible" como aparatos más modernos.