Medida

Economía restringe el saneamiento de cajas contra patrimonio

Varias cajas de ahorros tenían previsto cubrir gran parte del nuevo saneamiento de activos inmobiliarios contra su patrimonio, al considerar que aún podían utilizar las reservas de fusión para ello. Economía, sin embargo, ha dejado claro que solo se puede sanear con cargo a las reservas de fusión si esta se inició tras el 1 de septiembre de 2011.

Economía había detectado que varias cajas tenían previsto cargar las nuevas dotaciones contra su patrimonio para aplacar el impacto de la nueva norma y no entrar en pérdidas. Pero el ministerio ha sido tajante. No se puede. Las dudas provienen de las cajas fusionadas en 2010 o principios de 2011, que entendían que podían utilizar un año entero las reservas de fusión, es decir, hasta finales del pasado ejercicio.

Una mala interpretación de la norma y puede que no sea la única. Eso es lo que le ha pasado también a Banca Cívica, que ayer rectificó sus anteriores comunicaciones, en las que aseguraba que el impacto de las nuevas dotaciones por la reforma financiera era de 575 millones de euros. Ahora dice que son de 2.031 millones de euros.

La entidad copresidida por Enrique Goñi y Antonio Pulido comunicó el pasado 8 de febrero que el impacto de las nuevas exigencias de saneamientos de sus activos inmobiliarios se elevaba solo a 575 millones de euros, una cifra que les permitía cubrir dichas dotaciones sin ayudas y en un ejercicio. El problema es que Banca Cívica interpretó que solo tenía que comunicar el impacto que le quedaba por cubrir, no el conjunto de las necesidades que le generaba la nueva norma, según apuntan fuentes del grupo.

Otras fuentes financieras aseguran que Cívica tenía previsto realizar gran parte de estas dotaciones con cargo a sus reservas aprovechando que solo hacía un año que se había unido a la fusión Cajasol, excepción que solo se dejaba a las entidades fusionadas.

Penalización a Cívica

Banca Cívica deberá realizar saneamientos por un importe total de 2.031 millones de euros a causa del nuevo decreto de reforma financiera. De ellos, 1.248 millones serán provisiones adicionales mientras que los restantes 783 millones vendrán de capital extra.