8 millones de deuda

Argentina sanciona a YPF por deuda tributaria

Le prohíbe realizar cualquier tipo de importación o exportación hasta tanto no regularice una deuda tributaria.

La petrolera argentina YPF, controlada por la española Repsol, fue sancionada por el Fisco, que le prohíbe realizar cualquier tipo de importación o exportación hasta tanto no regularice una deuda tributaria de 8 millones de dólares, informaron hoy fuentes oficiales. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) aplicó la sanción a la compañía por el no pago de la deuda, correspondiente a cargos por "una diferencia" en derechos de exportación de gas, precisaron los portavoces del organismo, sin brindar más detalles.

La sanción, que ya se encuentra vigente y será publicada en los próximos días en el Boletín Oficial, fue establecida en medio de los rumores sobre una posible nacionalización de YPF nunca confirmados ni desmentidos por el Gobierno. La medida fue aplicada después de que venciera el plazo de diez días que tenía la petrolera para regularizar su situación con el Fisco, señalaron las fuentes.

300 empresas afectadas

En total, hay más de 300 empresas exportadoras e importadoras que serán sancionadas por tener diferencias con el Fisco y no haber regularizado su situación, aunque el monto que adeuda YPF "es el más significativo", añadieron portavoces del organismo tributario a la agencia estatal Télam.

En las últimas semanas, varios funcionarios del Gobierno de Cristina Fernández insistieron en que es "necesario" que la petrolera argentina YPF aumente sus inversiones en el país. La semana pasada, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, mantuvo en Buenos Aires un encuentro "constructivo y positivo" con los ministros de Economía, Hernán Lorenzino, y de Planificación, Julio de Vido, para exponer los planes de inversión de YPF, confirmaron a Efe fuentes próximas a la reunión.

La llegada de Brufau al país coincidió con el anuncio gubernamental de la cancelación de incentivos a la producción de petróleo y gas por unos 460 millones de dólares. Además, el Gobierno denunció el mes pasado por supuesto "abuso de posición dominante" en el mercado de gasóleo a las petroleras YPF, la anglo-holandesa Shell, la estadounidense Esso, la brasileña Petrobras y la argentina Oil Combustibles.

Por su parte, los gobernadores de diez provincias argentinas se comprometieron la semana pasada a ejercer "fuertes controles" sobre las empresas petroleras que operan en sus territorios en busca de una mayor producción de hidrocarburos que permita disminuir la importación de estos recursos. Tampoco descartaron la revocación de concesiones en caso de que no haya una subida en la producción.