200 millones de deuda

Aprobada la liquidación de la línea aérea húngara Malév

El Tribunal de Budapest ha ordenado la liquidación de la línea aérea estatal, después de que dejara de funcionar el pasado 3 de febrero por su situación financiera insostenible.

El Tribunal de Budapest ha ordenado la liquidación de la línea aérea estatal Malév, después de que dejara de funcionar el pasado 3 de febrero por su situación financiera insostenible, con una deuda acumulada de más de 200 millones de euros, según la compañía.

El veredicto, publicado anoche en el Boletín Oficial de Empresas, señala que los acreedores podrán presentar sus reclamos frente a la empresa en los próximos 40 días. El pasado 31 de enero, el Gobierno declaró la aerolínea como una entidad estratégica de destacada importancia, con lo que está protegida de procedimientos de quiebra por parte de los acreedores.

Pocos días después, Malév anunció que dejaba de funcionar por insolvencia, al haberse convertido en insostenible su situación, con una deuda acumulada de más de 200 millones de euros. Después del cierre de Malév, comenzó una "guerra" comercial entre diferentes líneas aéreas para hacerse con el control de la cuota de mercado que dejó en Budapest.

La aerolínea de bajo coste Ryanair anunció ayer que pedirá una actuación de la Comisión Europea contra su competidora Wizz Air, al entender que esta empresa viola la legislación europea, algo que la última desmintió. La prensa local húngara hablaba desde hace días de la guerra comercial entre ambas compañías para hacerse con el control de la cuota de mercado de Malév.

Titularidad estatal

Malév fue fundada en 1946 y privatizada parcialmente en 1992, cuando Alitalia compró el 35 % de sus acciones. Siete años después, el Estado húngaro volvió a hacerse con el control de la aerolínea, para venderla nuevamente en 2007, esta vez al grupo ruso AirBridge. Desde 2010, el Estado húngaro volvía a poseer la gran mayoría -el 95 %- de su accionariado.