Resolución judicial

Fagor recibió de Francia subsidios ilegales para reestructurar Brandt

El Tribunal de la UE resta las ayudas de 31 millones dadas por Bruselas.

La actuación de la Comisión Europea a la hora de evaluar algunos programas de ayudas públicas pueden penalizar a Fagor Electrodomésticos. El Tribunal General de la Unión Europea hizo pública ayer una resolución en la que anula una decisión del Ejecutivo de Bruselas que aprobó en 2008 la concesión, por parte del Gobierno francés, de unos subsidios de 31 millones para que la cooperativa vasca pudiera afrontar el proceso de reconversión de Brandt, su filial francesa al 100%.

La resolución se produce a instancias de una demanda presentada por Electrolux y Whirlpool Europe, competidores de FagorBrandt en el negocio europeo de electrodomésticos. El Tribunal de la UE entiende que los apoyos financieros otorgados no son compatibles con el mercado común y que para la concesión de las ayudas a la reestructuración se deben adoptar medidas compensatorias "adecuadas" en el sentido de que no deben suponer un deterioro de la estructura del mercado y "proporcionales" al efecto del falseamiento del subsidio.

El dictamen, que puede ser recurrido ante el Tribunal de Justicia de Luxemburgo, da un vuelco a la decisión de la Comisión Europea a la que acudieron tanto Fagor como el estado francés. El Ejecutivo comunitario entendió entonces que las propuestas realizadas por FagorBrandt para adoptar medidas del cierre de una compañía fabricante de componentes de lavadoras y el cese de la comercialización de productos para el segmento de frío, cocción y lavavajillas durante cinco años, podían ser consideradas normas compensatorias que mitigarían los efectos negativos en la competencia generados por la concesión de ayudas.

En la sentencia el Tribunal General de la Unión Europea expone que los parámetros utilizados por la Comisión fueron erróneos. Le recuerda que el grupo de electrodomésticos ya recibió subsidios "ilegales e incompatibles", también con el consentimiento del Ejecutivo comunitario, por parte de Italia y destinados a su filial transalpina.

Sorpresa en la firma vasca que estudia el dictamen

Fagor Electrodomésticos recibió ayer la comunicación del Tribunal General de la UE con "sorpresa", según sus portavoces. La empresa integrada en Mondragón Corporación Cooperativa, que estudia ahora la resolución en compañía de sus abogados en Francia, entendía que el visto bueno de la Comisión Europea validaba la puesta en marcha de un plan de reestructuración con ayudas públicas pero que significaba, también, sacrificios para que los subsidios de 31 millones fueran considerados compatibles con el mercado común. El grupo Fagor Electrodomésticos es el quinto fabricante europeo de electrodomésticos, con una cuota de mercado en España del 18% y una facturación de 1.400 millones en 2010. Además de las plantas españolas y las de Polonia e Italia, cuenta con cuatro fábricas en Francia.