Reunión hoy de sindicatos y empresa

Intento por salvar la planta de Santa Perpètua (Barcelona) de Panrico

Este martes podría ser la última reunión y en la que se decidirá si se salva la factoría o se aplica un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría a los 464 trabajadores.

A pesar de que ya son más de tres meses de negociaciones entre la empresa y la plantilla con la mediación de la Generalitat, ha sido imposible firmar un preacuerdo que garantice la viabilidad de la planta y salve los puestos de trabajo. El principal escollo estaba en el recorte salarial que plantea Panrico, entre 50 y 1.000 euros según la situación de cada empleado.

CC OO, fuerza sindical mayoritaria en la planta de Santa Perpètua pero no en el comité intercentros, rechazó el recorte y propuso un plan de prejubilaciones para 50 trabajadores de la planta, los que cuentan con más antigüedad y con más complementos salariales, lo que supondría un ahorro de 1,7 millones, según el sindicato.

La dirección de Panrico ha sostenido que las propuestas de comisiones no recogen "ningún sacrificio" para minimizar los costes de la planta, ya que la empresa considera insostenibles las pérdidas anuales de 200 millones de euros que conlleva actualmente la factoría.

Los contactos se han ido tensando y a pesar de que el acuerdo parecía inminente se ha ido retrasando desde noviembre, por lo que, según fuentes de Panrico, tal y como avanzan las negociaciones, se está más cerca de presentar el ERE que de salvar la fábrica, la instalación más importante de la compañía en Cataluña.