El presupuesto de este año es de 205 millones

Cataluña aprueba un plan para captar inversión extranjera por 600 millones

La Generalitat de Cataluña ha aprobado hoy un plan de actuaciones industriales y empresariales para el trienio 2012-2014 con el fin de "recuperar" la competitividad de la industria catalana, para lo que se propone, entre otros objetivos, captar inversión extranjera por unos 600 millones de euros.

En rueda de prensa, el conseller de Empresa y Ocupación, Francesc Xavier Mena, ha explicado que el plan contará con un presupuesto de casi 205 millones este año y que se concreta a su vez en tres planes estructurales: uno para captar inversiones, otro centrado en la innovación y un tercero que busca aumentar la internacionalización de las empresas catalanas.

En este sentido, la Generalitat se marca tres metas precisas, la primera de ellas que en 2014 el 22% de las inversiones extranjeras en España se hagan en Cataluña, frente al 17% actual.

Asimismo, el Gobierno catalán se propone, al final del período de vigencia del plan, "movilizar" unos 750 millones de euros de inversión privada en inversión y desarrollo, y lograr aumentar el número de empresas que exportan regularmente en un 12% (actualmente sólo lo hacen de forma habitual 13.500 de las 40.000 empresas que venden en el extranjero).

El departamento de Empresa y Ocupación quiere que al final de la legislatura haya 1.500 empresas catalanas más que exporten habitualmente.

El conseller ha asegurado que la industria catalana sufrió un "golpe muy fuerte" en 2009 como consecuencia de la crisis económica y ha admitido que "aún" no se ha recuperado "totalmente".

Para "restaurar la competitividad de la industria en Cataluña", la Generalitat aspira a cumplir la "meta europea" de que en 2020 la inversión en investigación y desarrollo suponga el 3% del PIB catalán.

El plan se dirige principalmente a las pymes y prevé que la administración catalana "asesore y acompañe" a 6.000 empresas en la búsqueda de financiación.

Asimismo, el Gobierno catalán definirá por una parte un mapa de riesgos y cómo debe intervenir para garantizar la continuidad industrial de proyectos estratégicos, y por otra una política de estímulos y apoyo a la creación de clusters.

Los planes estructurales en los que se divide el plan se "complementan" con "dos planes tractores" que ya están en marcha.

Uno busca hacer de Barcelona un referente mundial en tecnología móvil, y tiene como epicentro el congreso mundial de móviles, y el otro tiene como objetivo convertir a Cataluña en una región de referencia internacional en soluciones de movilidad integral, para lo que quiere potenciar el vehículo eléctrico.

A preguntas de los periodistas, el conseller ha asegurado que el plan prevé "líneas de crédito" para las empresas, aunque no ha dado más detalles, y ha insistido en que además del dinero público, la Generalitat aspira a "movilizar dinero privado" con el objetivo de reactivar la industria catalana y con ello la economía de esta comunidad.

Asimismo, el plan prevé la creación del "consejo catalán de la empresa", un organismo en el que participarán sindicatos, patronales, universidades y cámaras de comercio, entre otros agentes, y que debe servir para debatir aspectos sectoriales y facilitar la interlocución sobre esta materia.

Para hacer frente a las deslocalizaciones y las crisis industriales de los últimos años, el conseller ha afirmado que el Gobierno catalán trabaja en la atracción de inversión extranjera, ha citado la reciente inversión de la multinacional norteamericana Tech Data, y ha comentado que precisamente esta tarde se verá con directivos de una empresa japonesa.