Seis miembros del Ejecutivo han dimitido

Partidos de la coalición del Gobierno esperan aprobar el acuerdo

Los partidos que forman la coalición del Gobierno de Grecia, el socialdemócrata PASOK y la conservadora ND, esperan poder sin problemas sacar adelante el acuerdo con la troika, que se vota hoy en el Parlamento heleno, según los diputados consultados.

En los últimos días, seis miembros del Gobierno han dimitido en protesta contra el citado pacto, que incluye severas medidas de austeridad, y el partido ultraderechista LAOS ha abandonado el Ejecutivo.

Además, 25 diputados socialdemócratas y 13 de ND han dicho públicamente que no votarán a favor de las draconianas medidas de ajuste exigidas por la tríada -Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Central Europeo (BCE) y Unión Europea (UE)- a cambio de un préstamo de 130.000 millones de euros que evite la bancarrota del país.

Con todo, el diputado Paris Kukulópulos (PASOK) se mostró seguro, de que "más de dos tercios del Parlamento" (es decir, 200 sobre 300 diputados) votarán a favor de la ley.

Un alto cargo parlamentario de Nueva Democracia (ND) que solicitó el anonimato dijo estar "satisfecho" porque el número de diputados de su grupo que votará en contra del texto es "menor de 15".

Los partidarios del "No" son también conscientes de que, probablemente, el acuerdo será ratificado en el pleno, en una votación que se espera para la medianoche (22.00 GMT).

"Hay pocas probabilidades de que la ley no pase, pero todavía nos queda cierta esperanza de lo contrario", comentó el diputado Zeódors Dritsas, de la coalición izquierdista SYRIZA.

Con todo, el ambiente del debate parlamentario, que comenzó este domingo a las 14.00 (12.00 GMT)- es tenso desde que la vicepresidencia de la cámara se negó a rechazar la petición de SYRIZA de consultar la Constitucionalidad del texto pactado, sin siquiera proceder a una votación sobre la solicitud.

Ello provocó una sonora reacción de los partidos de izquierda presentes en el hemiciclo.

"Si la ley se aprueba, la capacidad de negociación del país se verá reducida dramáticamente. Los mercados habrán ganado la guerra contra los Estados", criticó Dritsas.