Ambas compartirán el control de FCC Energía al 50%

FCC reducirá 700 millones de deuda con la entrada de Mitsui

El gigante industrial japonés Mitsui ha pedido permiso a la Comisión europea de Competencia para entrar en FCC Energía y compartir su control con el grupo FCC. La operación permitirá a esta última desconsolidar unos 700 millones de deuda.

Baldomero Falcones, presidente de FCC; Shintoro Ambe, director de operaciones de Mitsui; Eduardo González, director general de FCC Energía, y Jun Yanagisawa, director de renovables de Mitsui
Baldomero Falcones, presidente de FCC; Shintoro Ambe, director de operaciones de Mitsui; Eduardo González, director general de FCC Energía, y Jun Yanagisawa, director de renovables de Mitsui

FCC y Mitsui están en la recta final para que la japonesa irrumpa en el capital de FCC Energía, una filial en la que el grupo que preside Baldomero Falcones depositó en 2008 buena parte de las expectativas de crecimiento. Sin embargo, los tiempos que corren podrían aconsejar que FCC sacara de su perímetro de consolidación global una división que aún aporta poca facturación (1% del total), escaso ebitda (5%) y mucha deuda (10% de los 7.500 millones de deuda neta). Máxime, cuando lo que toca es controlar el pasivo.

FCC y Mitsui llevan meses hablando y fue el viernes cuando se comunicó a la CNMV la existencia de contactos por los que Mitsui "adquirirá una participación significativa en FCC Energía que le permitirá su control conjunto con FCC". A falta de determinar de qué paquete se está hablando, se da por descontado que será del 50%.

A la vista de la política habitual de la empresa de Esther Koplowitz, la cesión de la mitad del capital supondría la desconsolidación de la deuda de FCC Energía, cifrada en unos 700 millones. En 2009 el grupo ya hizo algo parecido con la inmobiliaria Realia, cambiando la integración global de los resultados por el modelo de puesta en equivalencia. Con ello eliminó 2.200 millones de deuda del balance, aunque también pierde ventas, ebitda y resultado neto.

FCC 9,43 -1,36%

Durante los últimos tiempos Mitsui ha vivido prácticamente instalada en la sede de FCC. Su último paso ha sido pedir permiso a la Comisión europea de Competencia para invertir en FCC Energía. Con sede en Tokio, este gigante industrial dice ser la empresa con mayor diversificación comercial, de inversión y servicios del mundo. Mitsui tiene 139 oficinas en los cinco continentes y 500 filiales. En el terreno de la energía opera 6.000 megavatios.

Los japoneses y Competencia

Mitsui ha tramitado la petición de permiso a la Comisión europea de la Competencia para entrar en FCC Energía. Los japoneses quieren estar seguros de que no habrá problemas a la vista de que cuentan en España con 18 centrales hidroeléctricas, que le aportan 84 megavatios (MW), y un parque fotovoltaico de 1,5 MW. Con FCC construye una termosolar de 50 MW.

FCC Energía tiene 14 parques eólicos en operación, adquiridos en 2008 a Babcock & Brown, con una potencia de 421 MW; dos termosolares en desarrollo de 50 MW cada una, y dos fotovoltaicas de 10 MW. Las renovables se han convertido en pilar básico del plan estratégico del grupo: se ha apostado por la solar, proyectos eólicos en Reino Unido y se sondea el mercado de Estados Unidos.

El objetivo de FCC Energía era alcanzar los 2.000 MW en operación a finales de 2013 para que la filial soportara en torno al 20% del ebitda del grupo.

En las últimas semanas FCC ha vendido tres inmuebles, entre los que figura la madrileña Torre Picasso, por un total de 460 millones. Además, negocia el traspaso de su negocio cementero en Estados Unidos, donde opera a través de Giant.