Primeras movilizaciones

CCOO y UGT saldrán a la calle el 19 de febrero para rechazar la reforma

Los sindicatos CCOO y UGT han anunciado hoy que el próximo 19 de febrero van a hacer movilizaciones para que las calles de España sean un clamor contra la reforma laboral aprobada por el Gobierno del Partido Popular.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, analizan en rueda de prensa hoy, sábado 11 de febrero de 2012, la reforma laboral puesta en marcha por el el gobierno de Mariano Rajoy
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, analizan en rueda de prensa hoy, sábado 11 de febrero de 2012, la reforma laboral puesta en marcha por el el gobierno de Mariano Rajoy

Los sindicatos han anunciado que celebrarán manifestaciones en toda España el próximo 19 de febrero para convertir la calle en un "clamor" contra la reforma laboral aprobada por decreto por el Gobierno.

"La reforma es una intervención radical en las relaciones laborales", denunció el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, en rueda de prensa junto a su homólogo de UGT, Cándido Méndez, para avanzar un "proceso de movilización ascendente", que se iniciará con asambleas en los centros de trabajo.

En este sentido, Toxo recordó también las manifestaciones convocadas para el próximo 29 de febrero en el marco de una jornada de protestas a nivel europeo con los recortes aplicados en la UE.

"Vamos a plantear al Gobierno una oportunidad de corregir la reforma", defendió el líder de CC.OO., a lo que Méndez agregó que las movilizaciones no son definitivas.

Para el secretario general de UGT, la "siguiente" etapa tras la convocatoria de las movilizaciones pasa por una negociación para corregir los "graves atropellos" que se han producido tras la norma "en la estructura y en las posibilidades" de mantenimiento del empleo.

Los sindicalistas mostraban de esta forma su predisposición a la cita de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, para presentarles a las centrales y a la patronal la reforma laboral el próximo lunes.

Toxo también exigió a la ministra de Empleo la apertura de un "proceso formal" para poder modificar la reforma durante su tramitación como proyecto de ley en el Congreso.

"Es un camino en el que se tienen que recorrer varias etapas", ilustró Méndez. En esta línea, los sindicalistas apelaron a la responsabilidad ante una eventual convocatoria de una huelga general.

Motivar a los ciudadanos

"Hay que hacer un esfuerzo muy serio para demostrar que hay otra forma de hacer las cosas", aseguró Toxo, para después esgrimir que las centrales deben "remover" las conciencias para que el rechazo a la reforma se quede en un "movimiento explosivo". "Hay que motivar a la ciudadanía", emplazó, y añadió: "Lo que no va a ocurrir es que la huelga general la convoque el presidente del Gobierno".

"Gran parte de lo que suceda en el país en los próximos meses está en manos del Gobierno", avisó, al tiempo que enfatizó que los cambios en el mercado de trabajo más que luchar contra el paro "acelerarán" el momento de que el paro alcance los seis millones de desempleados.