La entidad fue intervenida por el Banco de España el pasado 21 de noviembre

Banco de Valencia perdió 876 millones entre enero y septiembre

El FROB ha aflorado pérdidas millonarias en el Banco de Valencia, intervenido el pasado noviembre. El quebranto entre enero y septiembre se sitúa en 876 millones de euros, cuando oficialmente a cierre del primer semestre ganó 16,7 millones.

Muy fuera de plazo, pero ya están las cuentas de Banco de Valencia en la CNMV. Como todos los indicios apuntaban, la entidad registró unas pérdidas millonarias en los nueve primeros meses del año, de 876 millones de euros. En el mismo periodo de 2010 ganó 63,87 millones de euros.

El análisis que llevó a cabo el el Banco de España sobre los estados a 31 de marzo de este año detectó un déficit de provisiones de, al menos, 562 millones de euros. El propio FROB advirtió que el agujero podría ser mayor tras analizarse el resto de la cartera crediticia y según se actualicen las fechas de los datos, que correspondían al cierre del primer trimestre del año.

El Banco de España decidió intervenir la entidad través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), inyectando 1.000 millones de euros de capital y ofreciendo una línea de liquidez de 2.000 millones, "con el objetivo de estabilizarlo y recapitalizarlo y así hacer posible una posterior enajenación a otra entidad mediante un proceso competitivo". En su balance a cierre de junio, detallaba unos activos inmobiliarios por valor de 700 millones de euros, de los que 500 pertenecían a suelo: 285 de ellos en no urbanizable.