La investigación implicaría "a mucha gente"

El Banco de España abre expediente a la antigua cúpula de CAM

El Banco de España acaba de abrir expediente disciplinario a los antiguos gestores de Caja Mediterráneo (CAM). Fuentes sectoriales indicaban ayer que la investigación implicaría "a mucha gente". El supervisor llevó a cabo medidas idénticas contra los antiguos responsables de Caja Castilla La Mancha (CCM) y Cajasur tras su intervención.

El País informaba en su edición digital que, entre las personas afectadas, se encontrarían el expresidente de la caja, Modesto Crespo y sus dos ex directores generales, Roberto López Abad y María Dolores Amorós, además del consejo de administración y la comisión de control. El proceso se abre medio año después de que el Banco de España tomara las riendas de la caja alicantina tras naufragar su fusión con Cajastur, Caja Cantabria y Caja de Extremadura en el llamado Banco Base.

El 22 de julio del pasado año, el supervisor destituyó a la cúpula de CAM, ordenó una inyección de capital de 2.800 millones de euros procedente del FROB y abrió una línea de liquidez por otros 3.000 millones para la caja.

El Banco de España ha entregado a los afectados un pliego con los cargos para que puedan presentar sus alegaciones. Después vendrá una propuesta de resolución a la que los implicados pueden también responder. Finalmente, llegará una resolución definitiva donde el Banco de España sugerirá una sanción en función de la infracción cometida. Su propuesta debe ser sancionada por el Ministerio de Economía.

En el caso de Cajasur, el regulador sancionó a 38 de los 40 exconsejeros y exdirectivos investigados y les impuso multas que acumuladas sumaron 2,5 millones de euros. El expediente de CCM ha llegado a la Audiencia Nacional e implica a Juan Pedro Hernández-Moltó, expresidente, y a Ildefonso Ortega , ex director general.