La paga de la cúpula cae un 29%

El presidente de Mapfre cobró 1,34 millones de euros en 2011

José Manuel Martínez, presidente de Mapfre, percibió el pasado año una paga global de 1,34 millones de euros. Es la primera vez que este dato trasciende. La retribución de los 22 integrantes del consejo de administración cayó el pasado año un 28,5%, hasta 9,6 millones, al descontarse una indemnización.

Mapfre da un paso más hacia la transparencia retributiva. La mayor aseguradora española acaba de hacer públicas esta mañana las retribuciones individualizadas de los integrantes de su consejo de administración. Es la primera vez que lo hace y se adelanta en un año a las exigencias europeas.

José Manuel Martínez, presidente saliente de la aseguradora, percibió el pasado ejercicio una retribución total de 1,34 millones de euros. De esta cantidad, 589.000 euros correspondieron a la paga fija, otros 696.000 a distintos conceptos de paga variable y 54.180 euros a la paga por su pertenencia al consejo de administración.

Mapfre también desveló los salarios individualizados de dos directivos más: Esteban Tejera, consejero director general, y Antonio Núñez, director general de recursos. Tejera cobró 666.080 euros. De este importe, 366.000 corresponden al salario fijo, 246.000 a la paga variable y 54.080 euros a la pertenencia al consejo. Núñez percibió 617.950 euros de retribución repartidos entre 303.000 euros de paga fija, 275.000 por retribución variable y 39.950 euros ligados a su papel en el consejo de administración.

El informe sobre retribuciones del grupo explica que "la junta celebrada el 4 de julio de 2007 aprobó un plan de incentivos referenciados al valor de las acciones para directivos del grupo". Estos incentivos se cobrarán de forma escalonada y muy prolongada en el tiempo: un 30% al cuarto año del plan de incentivos, otro 30% al séptimo ejercicio y, el resto, al décimo año.

Los seis consejeros ejecutivos de Mapfre cuentan con seguros de vida e invalidez a su favor, así como con complementos de pensiones para caso de jubilación, exteriorizados a través de un seguro de vida, que en su conjunto ascienden a 92.000 euros por primas de seguros de vida riesgo y 929.000 por primas de pólizas de vida-jubilación.

El informe de gobierno corporativo remitido hoy ala CNMV expone, entre tanto, que los 22 integrantes del consejo de administración de Mapfre percibieron una retribución total el pasado ejercicio de 9,6 millones frente a 13.398 millones del ejercicio precedente. La disminución ha sido del 28,5%, pero tiene una explicación: la indemnización de José Manuel González Porro, secretario del consejo de administración que dejó el grupo en 2010. En suinforme anual del pasado ejercicio,Mapfre reconoce que se pagaron 4,54 millones por"gastos de indemnización y otros elementos no recurrentes", aunque no los atribuye explícitamente al citado directivo.

La alta dirección percibió una remuneración de 1,4 millones, un 2,6% más. Sin embargo, bajo esta categoría figuraron en 2011 tres ejecutivos, mientras que en 2010 eran solo dos. Por tanto, en términos reales se ha producido un descenso del sueldo.

Al cierre del pasado ejercicio, nueve directivos contaban con cláusulas de blindaje en sus contratos, uno más que en 2010.

Una paga buena pero lejana a la de la banca

El seguro forma parte del sistema financiero y, como tal, las retribuciones en el sector son buenas. Sin embargo, están lejos de alcanzar las cotas de las retribuciones de los banqueros. Entre el gremio, solo Mapfre y Mutua Madrileña desvelan la paga de sus primeros ejecutivos. José Manuel Martínez, presidente del primer grupo, cobró 1,34 millones en 2011. Ignacio Garralda, responsable del segundo, percibió 883.000 euros en 2010.

En el caso de Mapfre hay que considerar que se trata de un grupo cotizado, perteneciente al Ibex 35, con presencia en medio centenar de países, que da empleo a 34.390 personas y maneja activos por 54.856 millones de euros. Varios ex directores generales de cajas de ahorros medianas cobraban lo mismo (y a veces más) que Martínez a pesar del tamaño significativamente inferior de las entidades que dirigían. La crisis y las fusiones han sacado sus pagas a relucir.

Las retribuciones de Mapfre y Mutua son inferiores a las de varios banqueros todavía en activo. Un ejemplo es Rodrigo Rato, que cobra 2,34 millones de euros como presidente de Bankia. Francisco Verdú, consejero delegado del mismo grupo bancario, percibe 2,26 millones. Adolf Todó, máximo responsable de Catalunya Caixa, cobra 1,5 millones.

Los primeros espadas de Novagalicia Banco, Unnim o Banca Cívica se encuentran todos en el umbral del millón de euros al año.

El ejecutivo mejor pagado del sector financiero en España es, de lejos, Alfredo Sáenz, consejero delegado de Santander. Percibió en 2010 una retribución acumulada de 9,2 millones de euros. También destacan la paga del presidente del mayor banco de España, Emilio Botín. Cobró ese año 3,9 millones. Santander es la entidad que mejor paga a su cúpula con diferencia de todo el sector.

Francisco González, máximo responsable de BBVA, cobró 5,3 millones de euros en 2010. Y Ángel Cano, consejero delegado de ese banco, otros 2,7 millones.