Sólo los 'smartphones' y los 'tablets' subirán en ventas

El gasto tecnológico caerá un 6% en España este año, hasta 12.000 millones

Los consumidores españoles gastarán este año 12.000 millones de euros en productos tecnológicos, un 6% menos que en 2011, según la consultora GFK. Ello supondrá la cuarta caída anual consecutiva. De la cifra total, el 23% se destinará a adquirir smartphones y el 4%, 480 millones, a tabletas.

Mientras el gasto mundial en consumo tecnológico aumentará este año un 5%, hasta 739.000 millones de euros, gracias sobre todo al tirón de los países emergentes, los españoles recortarán sus compras de equipos de electrónica de consumo e informática un 6% respecto a 2011, lo que supondrá la cuarta caída anual consecutiva. En total, se calcula que gastaremos 12.000 millones de euros, frente a los 13.000 millones invertidos doce meses atrás. Según la consultora GFK, en Europa Occidental este gasto también caerá; en su caso un 3%, hasta los 148.000 millones, lo cual indica que se seguirá abriendo la brecha entre los países en crecimiento y los del Viejo Continente. En concreto, España ha pasado de suponer el 2,8% del gasto global en consumo tecnológico a representar el 1,7%.

Ignacio López y Alberto Girón, responsables del estudio de consumo de GFK, explicaron ayer que del total de inversión prevista en España, el 23% se destinará a comprar smartphones, el 13% a televisores, otro 13% a portátiles, el 6% a PC de sobremesa, el 4% a cámaras digitales y el mismo porcentaje a consolas y tabletas. El 33% restante se repartirá entre productos de audio, impresoras, consumibles y accesorios. "Solo los teléfonos inteligentes y los tablets crecerán en 2012", añadió López, que indicó que las tabletas pasarán de suponer el 2% del total que representó en 2011 al 4% en este ejercicio. Por su parte, los smartphones pasarán del 18% del gasto al 23% indicado.

Los responsables de GFK aclararon que, aunque prevén que el gasto en televisores caerá del 14% en 2011 al 13% este año (pese a la Eurocopa y los Juegos Olímpicos), las ventas de televisores conectados a internet crecerá. Así, explicaron que el año pasado este producto representó el 16% de todos los televisores vendidos en España (lo que supuso un crecimiento del 73%), pero para este año la previsión es que crezca otro 50% y que supongan ya el 30% de los televisores comercializados. Según López, este mercado vendrá impulsado por la entrada de nuevos players como Apple y Google o los operadores de telecomunicaciones, entre otros, así como por la pujanza de los dispositivos híbridos.

López también indicó que esperan un impulso importante de los televisores con 3D, de los que en 2011 se vendieron más de 300.000 unidades en España. "Ello ocurrirá en gran medida porque muchos de los televisores conectados que se vendan vendrán ya con la tecnología 3D".

Respecto a las cámaras fotográficas, España duplicó la caída media registrada en Europa, con un recorte del 9,2% en unidades y un 12,2% en valor, frente al 4,9% y 6,1% registrado en Europa, respectivamente. Entre los elementos que influyen en el descenso de este negocio, Girón destacó la competencia de los smartphones con cámaras integradas cada vez más potentes. Y es que, según destacó el responsable de GFK, frente a la caída de las cámaras, la venta de teléfonos inteligentes creció un 92% en 2011 hasta 6,33 millones de unidades.

López también llamó la atención sobre el poco peso que tiene internet como canal de venta de tecnología en España. Mientras en Europa Occidental supuso el 15,3% del total de las ventas, aquí se quedó en un 3%. Los productos más vendidos por internet fueron los televisores, los portátiles y las cámaras de fotos.