Escándalo en las cuentas

Olympus decidirá su futuro el 20 de abril en una junta extraordinaria

Michael Woodford, el hombre que desató la tormenta en Olympus hace cuatro meses al destapar varios pagos irregulares para ocultar deudas, acudirá a su ansiada junta extraordinaria.

La Bolsa de Tokio anunció este fin de semana que los inversores tendrán la oportunidad de acudir a la reunión extraordinaria el 20 de abril. Antes de retirarse de la lucha por el poder en la empresa a principios de enero, Woodford clamaba a los cuatro vientos que la mejor solución a los problemas de la japonesa era dar voz a los accionistas. Será la primera oportunidad formal para los accionistas de cuestionar o apoyar la gestión que les ha llevado al desastre.

El inglés confiaba en que los inversores le recompensaran con su confianza por haber sacado a la luz la verdad sobre las finanzas de Olympus, pero en una ronda de contactos entre los inversores recibió menos apoyos de los que esperaba y terminó por retirarse. Pese a haber tirado la toalla, Woodford no ha dejado de seguir de cerca todo lo que acontece en la empresa y a vuelto a emerger.

El actual presidente, Shuichi Takayama, dijo el mes pasado que a mediados de marzo nombrarían una nueva cúpula, que será votada en la junta. "Estoy monitorizando los eventos sucedidos en Olympus muy de cerca. En los últimos días ha habido muchos rumores sobre la posible formación de una alianza estratégica, pero por ahora la compañía no ha confirmado ningún nombre. Del mismo modo tampoco está claro si alguno de los actuales directores tendrá un puesto en la nueva cúpula ni se conocen los nombres y procedencias de ningún nuevo candidato", ha asegurado.

"Confío en que la compañía disponga de un lugar suficientemente grande como para alojar a todos (no como en años anteriores en el Keio Plaza Hotel). Así, permitirá a los accionistas tener un foro apropiado para hablar abierta y cómodamente", ha pedido Woodford en una declaración escrita enviada a CincoDías. "Las investigaciones sobre el escándalo siguen adelante. Por tanto, aún no sabemos el alcance real de lo que sucedió con las cuentas sucias", explica.

Competidores lanzados al rescate

En el último mes, la japonesa Olympus, que gestiona el 70% del mercado, ha recibido varias ofertas de rescate de competidoras que pretenden aprovechar la situación de la japonesa para quedarse con una porción de su pastel en el mercado.

Multinacionales como Fujifilm, Panasonic, Samsung y Sony han mostrado su interés por crear colaboraciones comerciales con la empresa de cámaras y endoscopios. El vicepresidente ejecutivo de Fujifilm lanzó su oferta formal a mediados de enero para "mantener una relación comercial y, posiblemente, invertir en la compañía".