Persigue mantener la estabilidad financiera

FCC negociará 2.500 millones de deuda este año y ultima desinversiones

El grupo FCC afronta un ejercicio 2012 crítico como firma de referencia en los negocios de la obra civil y la gestión de servicios urbanos, ambos tocados por los recortes presupuestarios y las dificultades de la Administración para afrontar sus pagos. En este contexto, la empresa se ha marcado como prioridad mantener la estabilidad financiera.

FCC tiene vencimientos y renovaciones de líneas de crédito a lo largo del año por 2.500 millones, circunstancia sobre la que ya trabaja el departamento financiero. Fuentes oficiales explican que no se trata de agrupar deudas en una única estructura de crédito, sino de negociar cada uno de los vencimientos.

Entre los créditos más significativos figura uno por un volumen de 500 millones con fecha de caducidad el próximo mes de mayo.

FCC 9,02 0,78%

Negociaciones con Mitsui

De forma paralela el grupo que preside Baldomero Falcones ejecuta un plan de desinversiones y busca mayor eficiencia en la gestión de cobro. FCC se desprendió en diciembre de la madrileña Torre Picasso, vendida por 400 millones a Amancio Ortega, y de los edificios de Balmes (Barcelona) y Federico Salmón (Madrid), por los que obtuvo 60 millones.

El próximo hito, parece que en breve, será la venta de hasta el 50% de FCC Energía. Una operación que lleva meses negociando con la japonesa Mitsui con el doble fin de rebajar deuda y compartir el esfuerzo inversor. FCC Energía soporta una deuda de 700 millones, desconsolidada en estos momentos por tratarse de una actividad mantenida para la venta.

Deuda frente a ebitda

FCC declara una deuda neta de 7.785 millones (72% con recurso) que se ha propuesto reducir. Pretende vender la cementera Giant en EE UU y hasta el 50% de FCC Energía en este primer trimestre. El objetivo es que la deuda neta con recurso baje de tres veces el ebitda.