Primer paso hacia un impuesto armonizado en Europa

París bajará el tipo en sociedades para igualarlo al de Alemania

Francia y Alemania celebraron ayer por decimocuarta vez un Consejo de Ministros conjunto, en lo que pretende ser una señal inequívoca sobre la voluntad de entendimiento de las dos principales potencias económicas de la UE. La cita de ayer, en París, se dedicó en gran parte al proyecto de armonización del impuesto de sociedades, un objetivo anunciado por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, el pasado 16 de agosto, y que se pretende culminar en 2013 con motivo del 50 aniversario del Tratado del Elíseo, el acuerdo que en 1963 selló la amistad entre Charles de Gaulle y Konrad Adenauer.

Sarkozy indicó ayer que la armonización se realizará a la baja, igualando el tipo aplicado en Francia (entre 36% y 38%) al de Alemania (en torno al 29,8%). A cambio, París se propone ampliar la base imponible, para equipararla también con la alemana, mucho más amplia y exigente que la francesa.

Los dos dirigentes no ocultan que su iniciativa bilateral pretende ser un primer paso hacia una armonización del impuesto de sociedades a escala europea. "El acercamiento entre Alemania y Francia creará una zona de estabilidad que reforzará al conjunto de la UE y de la zona euro", señaló Sarkozy tras el Consejo de Ministros francoalemán.

La Comisión Europea ya aprobó en marzo del año pasado un proyecto de directiva sobre armonización de la base imponible. Pero la tramitación legislativa apenas ha avanzado en el seno del Ecofin (Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE), a pesar de que el texto no armoniza los tipos de imposición y su aplicación sería, en cualquier caso, opcional para las compañías.

La iniciativa francoalemana parece mucho más ambiciosa, porque aspira a una armonización total, y avanza sin esperar a la europea. Los ministros de Economía de los dos países, François Baroin y Wolfgang Schaüble, respectivamente, presentaron ayer en París un Libro Verde sobre la ruta hacia la convergencia fiscal El documento señala que la propuesta "debe entrar en vigor en 2013, con una aplicación gradual si fuera necesario".. Y añade que "a fin de mantener la competitividad de las empresas francesas y alemanas, el esfuerzo de convergencia (...) debería consistir principalmente en una rebaja del tipo francés".

Sarkozy hizo suya esta propuesta durante la rueda de prensa de ayer en el Elíseo. "Nuestra idea es ampliar la base imponible para las empresas francesas y así poder rebajar el tipo".