Verizon y AT&T aceleran la implantación del LTE

EE UU consagra en la Super Bowl su ventaja en el móvil 4G

Verizon estableció una cobertura especial de 4G para la Super Bowl del domingo. Es el último hito del posicionamiento de EE UU en esta tecnología, donde ya está llegando al gran público.

Superbowl
Superbowl

Este domingo se celebró en Indianápolis (EE UU) la Super Bowl, la final de la liga de fútbol americano (NFL). Es uno de los principales acontecimientos deportivos del planeta, con un amplio seguimiento en el país norteamericano. Pero, este año, además, mostró el posicionamiento estadounidense en el móvil 4G, bajo la tecnología LTE, por delante de Europa, cuando históricamente el Viejo Continente había ido siempre por delante en el mundo del móvil.

Y es que Verizon Wireless, la primera operadora de móviles de EE UU (participada por Verizon y Vodafone), anunció que, por primera vez, el 4G LTE iba a estar disponible para los usuarios de smartphones y tablets en todo el entorno del recinto de celebración de la Super Bowl, así como en numerosas calles de Indianápolis, ciudad a la que acudieron más de 150.000 aficionados al fútbol americano.

La operadora, que es el proveedor oficial de servicios móviles de la NFL, extendió la cobertura del 4G en más de 30 avenidas de Indianápolis, incluyendo hoteles y la mayor parte de los lugares relacionados con el evento. "Esta cobertura permitirá a los usuarios compartir momentos y permanecer conectados a la red mientras ven el partido y durante las posteriores celebraciones", dijo Verizon cuando hizo públicos sus planes.

Con esta tecnología, los clientes tienen más opciones para compartir vídeos a través de internet desde el móvil, que es una de las grandes ventajas que ofrece el 4G, según los expertos de la consultora Pyramid Research.

Lo cierto es que la Super Bowl es sólo el último ejemplo de la delantera de EE UU en la 4G con respecto a Europa, donde todavía algunos países de relevancia como Reino Unido ni siquiera han adjudicado el espectro para la nueva tecnología. Alemania y los países nórdicos son los únicos donde los servicios comerciales están implantándose. En España, su desarrollo todavía es incipiente.

En EE UU, por el contrario, los usuarios ya tienen disponibles dispositivos con tecnología 4G en operadoras como la citada Verizon Wireless y AT&T. No tienen más que abrir las páginas web de las compañías para saber cuál es la disponibilidad de red así como de los terminales a los que pueden acceder. De hecho, el 4G ya ocupa una posición de relevancia dentro de las páginas web de estas operadoras estadounidenses.

Así, por ejemplo, AT&T destaca que ha lanzado ya los servicios de 4G con LTE en 26 ciudades que cubren a un total de 74 millones de ciudadanos. La compañía, no obstante, asegura que su red cubre ya zonas donde viven más de 200 millones de personas. AT&T señala que el 4G LTE permite una velocidad de acceso "cuatro veces más rápida que su anterior oferta".

Asimismo, en su catálogo de dispositivos que permiten la conexión de 4G, AT&T muestra smartphones como el HTC Vivid, el Samsung Galaxy S II Skyrocket y LG Nitro, además del tablet Samsung Galaxy Tab 8.9. Y no son los únicos.

Verizon Wireless, a su vez, está llevando a cabo un agresivo impulso del 4G LTE. La operadora asegura que en este momento este servicio está disponible en 194 ciudades y 122 grandes aeropuertos que permitirían el acceso a 200 millones de ciudadanos estadounidenses. Su objetivo es que esta tecnología esté disponible para dos tercios de la población norteamericana a mediados de 2012, y que a finales de 2013, el 4G LTE cubra toda la red 3G de la empresa.

La compañía, al igual que AT&T, también está comercializando diversos dispositivos que permiten el acceso al 4G. Entre ellos figuran el Droid Bionic, el Droid Razr y el Droid Razr Maxx de Motorola, el Galaxy Nexus de Samsung y el HTC Rezound.

En este contexto de avance del 4G en EE UU, diversos medios especializados apuntaron que la mayoría de los móviles con esta clase de tecnología que se presentaron en la feria CES de Las Vegas, tenían como clientes principales a las operadoras estadounidenses. Parece que Samsung, LG, Motorola, Sony y Nokia se dieron cuenta de que EE UU se está convirtiendo en el gran mercado del 4G.