Recesión

S&P: hay un 40% de probabilidades de que España se contraiga un 2,5% en 2012

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's considera que existe una probabilidad del 40% de que la economía de la eurozona sufra una "auténtica recaída" en 2012, lo que implicaría una contracción del 2% del PIB de la zona euro y del 2,5% en el caso de España, en contraste con la "suave recesión" prevista en el escenario base de la entidad, en el que la economía española y de la eurozona registrarían un estancamiento.

"Pensamos que la báscula continúa inclinándose hacia una suave recesión y una vuelta gradual al crecimiento, tomando en cuenta el crecimiento potencial de la demanda en los países emergentes, la resistencia de los consumidores en los países del núcleo y la cierta recuperación de la confianza de los inversores", señala el economista jefe de S&P para la región EMEA, Jean Michel Six, en un informe sobre la zona euro.

De este modo, el escenario base manejado por S&P, al que la agencia otorga una probabilidad del 60%, prevé que la zona euro y España no registren crecimiento este año, mientras volverían a expandirse un 1% en 2013. No obstante, incluso en este escenario base, la tasa de paro española escalará al 24% en 2012, frente al 11% estimado para la zona euro.

No obstante, la agencia advierte de que la confirmación de este escenario base o de su alternativa más pesimista dependerá de la evolución de la demanda procedente de los países emergentes y de la reacción de los consumidores ante el alza del paro y la crisis de deuda soberana, así como de la capacidad del BCE para restaurar la confianza en los mercados.

"Pensamos que la demanda de los consumidores probablemente se hundirá en elgunas economías del Sur de Europa, frente al posible incremento en Alemania", señala el informe, que espera una contracción de la demanda doméstica en países como España, Portugal e Italia.

Asimismo, S&P destaca el impacto positivo en los mercados derivado de las medidas para estimular la liquidez por parte del BCE, que "han reducido el riesgo de un fallo sistémico de la banca en los dos próximos años".

Sin embargo, en el caso de que la evolución de estos factores no fuera la esperada, la economía de la zona euro podría sufrir una contracción del 2% en 2012, para crecer un 1% el próximo año, mientras que en el caso de España, el retroceso del PIB sería del 2,5% este año para crecer un 1% en 2013.