Cura destituido por invertir con el dinero de los fieles

El párroco reconoce haber actuado mal por arriesgar el dinero de la parroquia

Jordi Castellet, párroco de la localidad de Sant Hipolit de Llobregat, ha sido destituído por invertir 200.000 euros en pagarés de Nueva Rumasa. La intención del cura era conseguir fondos para rehabilitar el techo de su iglesia. Pero la inversión resultó fallida y perdió todo el dinero. El propio párroco ha reconocido haber actuado de manera errónea.