Estima en 375 millones el coste del barco

Carnival eleva a 134 millones el impacto por el naufragio de Costa Concordia

Carnival Corporation, dueña del crucero naufragado Costa Concordia, ha cifrado en entre 118 millones y 134 millones de euros el impacto del naufragio en sus cuentas correspondientes a 2012, según se desprende de su informe remitido el lunes a la Comisión del Mercado de Valores de EE UU

Carnival Corporation, matriz de la naviera italiana Costa Crociere, ha cifrado entre 155 millones y 175 millones de dólares (entre 118 millones y 134 millones de euros) el impacto del naufragio de su barco Costa Concordia en sus cuentas correspondientes a 2012, según se desprende de su informe remitido el lunes a la Comisión del Mercado de Valores de EE UU (SEC, por sus siglas en inglés).

Así, por la pérdida del uso del crucero, que estará fuera de servicio lo que resta de ejercicio o incluso durante más tiempo, ya cuantificó unas pérdidas de entre 65 y 73 millones de euros en una primera evaluación el pasado 16 de enero. A esta cuantía hay que añadir otros entre 23 millones y 30,6 millones de euros en costes relacionados con el accidente, desvela en su comunicado.

Carnival estima el valor del Costa Concordia en 375 millones de euros. La naviera cuenta con un seguro por daños de embarcación que cubre aproximadamente 23,9 millones de euros, así como una cobertura a terceros que cubre daños personales por responsabilidad civil por valor de 7,3 millones de euros en caso de accidente.

No ve impacto significativo a largo plazo

"Creemos que el incidente no tendrá un impacto significativo a largo plazo en nuestro negocio", asegura no obstante la naviera en dicho informe, en el que reconoce que las reservas se redujeron en un 25% días después del naufragio. La compañía aclara sin embargo que las reservas de Costa Cruceros son difíciles de interpretar pero consideró el descenso "considerable".

La empresa ha pactado una indemnización de 14.000 euros a cada pasajero del Costa Concordia, incluido niños. Este acuerdo no incluye las reclamaciones de los heridos o de las familias de los fallecidos.