Gana un 21,2% más en 2011

Pfizer sobrevive a la pérdida de patente de Lipitor

Pfizer, primera farmacéutica del mundo, ha logrado incrementar sus beneficios un 21% en el año aunque las ganancias del último trimestre cayeran un 50% por la pérdida de la patente de Lipitor, su medicamento más vendido en noviembre.

La farmacéutica Pfizer ha logrado cerrar el 2011 en positivo. El laboratorio obtuvo unas ganancias de 10.009 millones de dólares (7.589 millones de euros), es decir, un 21,2% más respecto a 2010, según informó la compañía en un comunicado. Este dato sorprende si se tiene en cuenta que, en el último trimestre, el beneficio neto de la compañía cayó un 50% tras perder en noviembre la patente de Lipitor, su medicamento contra el colesterol que se ha condecorado durante años como "el más vendido del mundo". Sólo este fármaco ha permitido ingresar anualmente a la empresa unos 12.000 millones de dólares.

Pfizer ha conseguido remontar gracias al recorte de costes y el incremento de las ventas de las divisiones de salud animal y alimentación infantil, justo las dos filiales de las que el consejero delegado Ian Read quiere desprenderse. Esta desinversión responde a la estrategia anunciada de concentrar el negocio en más fármacos originales nuevos.

La facturación del grupo farmacéutico en su último ejercicio fiscal alcanzó los 67.425 millones de dólares (51.130 millones de euros), un 0,5% más comparado con los 67.057 millones de dólares (50.085 millones de euros) que ingresó el año anterior.

El presidente y consejero delegado de Pfizer, Ian Read, señaló que, "en general", 2011 fue el año de establecer un nuevo enfoque y una nueva dirección para la compañía, al mismo tiempo que se mostró satisfecho con los resultados obtenidos en el conjunto del año en un "mercado global complicado" y la pérdida de la exclusividad de algunos de sus productos.