Según el Banco Mundial

El precio de los alimentos ha bajado pero que persiste la volatilidad

Los precios mundiales de los alimentos han descendido en el último trimestre de 2011 un 8% respecto al mismo periodo del año anterior, pero aún se mantienen un 24% por encima de la media de 2010, ha informado hoy el Banco Mundial (BM).

El organismo multilateral indica que continúa la volatilidad y el ajuste en los mercados, por lo que aún se perciben riesgos.

Entre ellos ha destacado la fuerte demanda de los países con elevados déficit alimentarios y las pérdidas de cultivos a causa del fenómeno meteorológico "La Niña" que ya se están comenzando a sentir, sobre todo en Argentina y Brasil.

Pese a la tendencia a la baja, que ha permitido registrar cinco meses de descensos consecutivos en el Índice de Precios Alimentarios que elabora el BM, los precios mundiales de productos básicos para la población más desfavorecida como el maíz, el trigo y el arroz siguen muy por encima de la media de 2010.

"Lo peor del alza de precios de los alimentos puede haber pasado, pero debemos permanecer vigilantes. Los precios de determinados alimentos siguen peligrosamente altos en muchos países, lo que deja a millones de personas en riesgo de malnutrición y hambruna", afirmó Otaviano Canuto, vicepresidente de Reducción de Pobreza del BM.

Para 2012 las perspectivas son más optimistas, gracias a la menor demanda, como resultado de la ralentización económica y el incremento de los suministros.

Por último, el BM precisó que las subidas de precios de los cereales ocurridas durante 2011 ha deteriorado la ya de por sí complicada situación en África.

El informe llama la atención, especialmente, sobre la necesidad de actuar urgentemente para prevenir el empeoramiento de la situación en Burkina Faso, Chad, Mali, Mauritania, Níger, Sudán, Sudán del Sur y Somalia a lo largo de 2012.