Optimista de cara a 2012

Canon ganó 2.452 millones en 2011, un 0,8% más

La empresa japonesa Canon tuvo en 2011 un beneficio neto de 248.630 millones de yenes (2.452 millones de euros), lo que supone un 0,8% más que en 2010, cuando ganó 246.603 millones de yenes (2.432 millones de euros).

El beneficio operativo cayó un 2,4%, hasta los 378.071 millones de yenes (3.728 millones de euros), indicó el grupo, que a diferencia de otras empresas niponas tiene en cuenta el año corriente y no el año fiscal nipón, que acaba en marzo. Las ventas anuales de Canon, uno de los principales fabricantes mundiales de cámaras digitales, descendieron un 4%, hasta los 3,5 billones de yenes (35.109 millones de euros).

Por regiones, en Japón las ventas bajaron un 0,2% con respecto a 2010, hasta los 649.450 millones de yenes (6.848 millones de euros), mientras que en Europa retrocedieron un 5,1% hasta los 1,1 billones de yenes (11.144 millones de euros). En EEUU, otro de sus principales mercados, las ventas cayeron un 6% con respecto a 2010, hasta los 961.955 millones de yenes (9.487 millones de euros).

En un comunicado, Canon explicó que en 2011 la compañía ha tenido que hacer frente a numerosos desafíos como el terremoto y tsunami de marzo, la ralentización de la economía en Europa y EEUU, la persistente fortaleza del yen y las inundaciones en Tailandia.

A pesar de que la empresa prevé que estas dificultades persistan, se mostró optimista de cara a 2012, cuando espera que su beneficio neto aumente un 0,6% hasta los 250.000 millones de yenes (2.465 millones de euros). También prevé que para 2012 sus ventas se incrementen en un 5,4% hasta los 3,75 billones de yenes (36.983 millones de euros) y su beneficio operativo crezca un 3,2% hasta los 390.000 millones de yenes (3.846 millones de euros).

En el cuarto trimestre del año, de octubre a diciembre, Canon ganó 61.443 millones de yenes (unos 605 millones de euros), un 13,9% más que el mismo periodo de 2010. Su beneficio operativo subió un 14,2% hasta los 94.610 millones de yenes (933 millones de euros), al tiempo que sus ventas cayeron un 9,7%, hasta los 964.757 millones de yenes (9.515 millones de euros).