La operadora presentará en febrero ofertas para gestionar tres líneas británicas en franquicia

Fomento pide a Renfe que repita en Reino Unido y Brasil el éxito del AVE de La Meca

La ministra de Fomento mete presión al presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, para que repita el éxito de la compañía en el AVE de La Meca e internacionalice la actividad de la operadora. Las prisas están justificadas porque en la segunda semana de febrero finaliza el plazo para presentar propuestas para hacerse con la gestión de tres líneas en Reino Unido y en agosto se reciben ofertas para el AVE de São Paulo a Río en Brasil.

Renfe ultima en estos días la compleja y exigente documentación necesaria para presentarse antes del próximo día 9 de febrero a tres concursos ferroviarios en Reino Unido. A través de estas licitaciones se elegirán a los operadores que gestionarán otras tantas líneas férreas durante un periodo de 15 años en la modalidad de franquicia. En este trabajo la operadora española está siendo asesorada por un consultor británico especializado en el particular mundo de la explotación privada de trenes, que fue contratado el pasado mes de diciembre.

La sociedad que saca a licitación estas tres franquicias ferroviarias es NetworkRail, el Adif británico, que, tras un largo y tormentoso periodo de privatización a finales del siglo pasado, fue reestatalizado hace ahora un lustro.

Las tres líneas de tren que salen a concurso tienen una ubicación y una operatividad muy diversas. La primera ofrece servicios de cercanías en Londres y se denominada C2C. La segunda está especializada en tráficos mixtos de cercanías y regionales, también en el área metropolitana de Londres, y se la conoce como Tameslink. La tercera, y seguramente la más importante, es de tráficos de largo recorrido. Conecta el oeste del país hasta Gales y es conocida como Great Western.

Los aspirantes a conseguir la gestión de estas tres franquicias no tienen que hacer una gran oferta económica. En algunos casos ni siquiera es necesario que incluyan un premio anual para NetworkRail en función de los resultados que obtengan.

Acabar con las pérdidas

En las fórmulas de las franquicias típicas del ferrocarril privatizado de Reino Unido, la clave del éxito para los aspirantes debe basarse en definir y ofrecer un modelo de gestión sobre la flota de trenes, la plantilla y las infraestructuras existentes que convenza a NetworkRail de su absoluta viabilidad. El propietario de la red persigue en la mayoría de los casos que de la explotación de sus líneas desaparezcan los números rojos que son tan habituales en la explotación ferroviaria en todo el mundo.

Renfe ha preparado de manera concienzuda su candidatura a cada una de las tres líneas en licitación. Fuentes conocedoras de los procesos, sin embargo, han alertado de las dificultades que presenta esta aventura exterior.

A cada concurso tienen previsto concurrir las principales empresas ferroviarias británicas (Virgin, Firts, Keolis o National Express, entre otras) y los grandes operadores europeos (la alemana DB, la francesa SNCF o Tren Italia).

El número de franquicias en las que NetworkRail ha dividido la privatización ferroviaria británica asciende a 20. Ahora están renovando por segunda vez a sus gestores y ya hay compañías con gran experiencia en esta modalidad de explotación ferroviaria, lo que dificulta las opciones de Renfe.

Ana Pastor, la titular de Fomento, ha entrado en el ministerio con mayor capacidad inversora del Gobierno con un objetivo muy claro: con el mercado interior deprimido, la única vía de futuro para los sectores empresariales nacionales es la internacionalización. En este escenario, ha mandatado al nuevo presidente de Renfe, Gómez-Pomar, para convertir la empresa pública en un gran aliado de la iniciativa privada nacional para enfrentarse con posibilidades a los grandes proyectos de licitación internacional en marcha o en perspectiva.

En el seno del operador ferroviario español, no obstante, existe el convencimiento de que solo la salida al exterior y el fortalecimiento internacional de sus capacidades podrán evitar su propia desaparición. La inminente liberalización del tráfico de pasajeros en toda Europa dará alas a medio plazo para que los grandes operadores internacionales se lancen a la conquista de la red española.

Alianza con Talgo para pujar por la operación del AVE entre Río y São Paulo

Renfe y Talgo trabajan en la constitución de un consorcio para presentarse en los próximos meses a la licitación de uno de los mayores proyectos de alta velocidad ferroviaria que hay plantados ahora en todo el mundo: el AVE que unirá los 650 kilómetros que separan las ciudades brasileñas de São Paulo y Río de Janeiro.

El cambio en la dirección de la operadora ferroviaria ha demorado la toma de decisiones, pero el nuevo presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, tiene el encargo de la ministra de Fomento de dar prioridad a este importante proyecto.

En el más que probable consorcio que pudieran formar Renfe y Talgo se dará entrada a un socio tecnológico de seguridad ferroviaria. Además tendrá que articularse alguna fórmula para acreditar músculo financiero en un proceso de licitación en el que competirán los grandes nombres mundiales de la explotación ferroviaria.

Para el próximo mes de febrero está previsto que se conozcan los pliegos definitivos de la licitación. Los promotores del proyecto, no obstante, ya han hecho circular un borrador de las bases con el objetivo de conocer cuál es su aceptación e introducir algunas correcciones si fuera preciso.

El calendario para la presentación de ofertas ha sufrido algunos retrasos y las personas que conocen este tipo de licitaciones entienden que es probable que se produzca algún deslizamiento sobre la previsión actual de entrega de las ofertas para el próximo mes de agosto. En todo caso, están persuadidos de que esta fase se habrá cumplido antes de que finalice el presente ejercicio.

El proyecto del AVE brasileño ha sufrido múltiples avatares en los últimos años. Ha sido lanzado y paralizado hasta tres veces anteriormente. En esta ocasión los expertos creen que se trata de la definitiva.

La fórmula que se ha definido para la licitación pone en primer lugar la elección del que será el operador de los servicios. Los candidatos a operadores tienen que ofrecer a su vez una propuesta de material ferroviario, del sistema de seguridad y del soporte económico.

ADIF

El Administrador, a la conquista de Rusia

l Acuerdo: Adif ha firmado acuerdos con los Ferrocarriles Rusos para compartir experiencias en la construcción y gestión de líneas de alta velocidad, cambiadores de ancho y gestión y explotación de estaciones, así como en la identificación de soluciones de colaboración público-privada.

l Ambición: Ferrocarriles Rusos se encuentra inmerso en un proceso de modernización con inversiones por 430.000 millones de euros hasta el año 2030.

l Consorcio: Adif impulsa la creación de un consorcio internacional de empresas españolas que optará al contrato de construcción y gestión de la línea de alta velocidad entre Moscú y San Petersburgo.