Propiedad de Colonial Inmobiliaria

Riofisa refinancia 355 millones de deuda

Colonial ha acordado con la banca acreedora de su filial Riofisa la refinanciación de 355 millones de deuda. El acuerdo contempla el vencimiento de la deuda en diciembre de 2014 y la posibilidad de extender el plazo dos años más.

Colonial ha comunicado esta tarde a la CNMV que ha acordado con la banca acreedora la refinanciación de la deuda de su filial Riofisa, por 355 millones de euros. El acuerdo contempla el vencimiento de la deuda en diciembre de 2014 con la posibilidad de extender el plazo dos años más, dependiendo de la consecución de "determinados hitos urbanísticos".

La inmobiliaria Colonial reclasificó en diciembre de 2010 como activo no estratégico su filial Riofisa como actividad discontinuada. La compañía adquirió Riofisa, especializada en la construcción de centros comerciales, en enero de 2007 por 2.000 millones de euros, cuando la compañía era presidida por Luis Portillo. Esa operación ha lastrado, en consideración de expertos del sector, el desarrollo de Colonial. De hecho, tras la salida de Portillo, Colonial demandó al expresidente de la compañía solicitando una indemnización de 696 millones de euros por la compra de Riofisa.

En 2006 Portillo lanzó una opa sobre Colonial desde Inmocaral y adquirido el 15% de FCC por 1.500 millones. A finales de 2007 Portillo abandonó la compañía. Tras esas operaciones, y coincidiendo con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, Colonial llegó a sumar una deuda superior a los 8.000 millones. Juan José Brugera y Pere Viñolas, anteriores gestores de Colonial, volvieron a tomar las riendas de la inmobiliaria, de nuevo bajo el paraguas de La Caixa.

En febrero de 2010 Colonial logró refinanciar su deuda y esquivar el que podría haber sido uno de los mayores concursos en España. La familia Losantos, que vendió Riofisa a Portillo, escapó del estallido de la burbuja inmobiliaria española y destinó sus inversiones a empresas cotizadas de Estados Unidos.