Abre con una caída del 14%

Ericsson se desploma en Bolsa por los malos resultados del cuarto trimestre

La multinacional sueca Ericsson sufre hoy en al apertura de la bolsa de Estocolmo, el desplome bursátil más intenso de los últimos cuatro años debido a que sus resultados del cuarto trimestre han decepcionado todas las previsiones de los analistas.

Las acciones caían en la apertura de la sesión un 14%, la mayor bajada desde 2007, y arrastraba a su rival Alcatel-Lucent, que se hundía en torno a un 8%. Nokia, que ayer bajó más de un 6%, se dejaba esta mañana otro 2,3%.

Ericsson registró un beneficio de 1.150 millones de coronas suecas (unos 170 millones de dólares), muy lejos de los 4.320 millones alcanzados en el mismo periodo del ejercicio anterior y de los 4.200 millones previstos por los analistas. Los ingresos subieron un 1% hasta 63.700 millones de coronas, también por debajo de las estimaciones del conjunto de los analistas.

La razón de la mala evolución de los últimos tres meses hay que buscarla en el mal comportamiento que ha registrado su mercado en Estados Unidos así como en la reducción de las inversiones de los operadores en áreas de negocio claves para Ericsson. "En el cuarto trimestre vimos un debilitamiento del desarrollo de nuevas infraestructuras", afirmó Hans Vestberg, consejero delegado de la compañía sueca.