Reforma laboral

UGT exige al Gobierno que respete el pacto de convenios y no legisle en esa materia

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha pedido esta mañana al Ejecutivo que "respete" el pacto de negociación colectiva alcanzado ayer entre patronal y sindicatos y que no legisle en esa material. "El Gobierno tiene que valorar este acuerdo que es un sacrificio presente, frente a quiméricas reformas inútiles", dijo Ferrer.

Momentos antes de que el máximo órgano de dirección de UGT se reuniera para ratificar el Acuerdo de Negociación Colectiva 2012-2014, el número dos de este sindicato, Toni Ferrer, advirtió que dicho pacto es "un claro mensaje al Gobierno", para que "respete la autonomía de las partes" y no legisle en materia de convenios dentro de la reforma laboral que está diseñando estos días.

En opinión de Ferrer, por este acuerdo patronal y sindicatos se comprometen a aplicar una "política salarial extremadamente moderada" y "un desarrollo de la negociación colectiva para que ésta sea un instrumento útil a las empresas para que se adapten a las actuales circunstancias y los trabajadores conserven sus derechos".

Por todo ello, instó al Gobierno a que valore el pacto como "un esfuerzo y un sacrificio en el presente" frente a quiméricas reformas laborales que en el pasado se han demostrado inútiles". Sin embargo, Ferrer se mostró consciente de que el Gobierno es el que tiene la iniciativa legislativa y que podría introducir alguna reforma legal en materia de convenios en su reforma laboral.

"La actual ordenación de la negociación colectiva da margen suficiente para no tener que producir ninguna reforma lesiva para los derechos de los trabajadores", concluyó Ferrer.

Los máximos líderes de las patronales CEOE-Cepyme y los sindicatos CC OO y UGT preparan para esta tarde la firma formal del Acuerdo de Negociación Colectiva 2012-2014.