Frena los concursos de Barajas y El Prat y pone a estudio el de las torres

Fomento deja "para mejores tiempos" la privatización de Aena

La ministra de Fomento, ha ido más allá en su propósito de modificar la política aeroportuaria del PSOE. Frena los concursos de concesión Barajas y El Prat; estudia parar el de las torres de control, pero también espera mejores tiempos para privatizar Aena.

De izquierda a derecha el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Rafael Catalá; la ministra Fomento, Ana Pastor, y el presidente de Aena, José Manuel Vargas Gómez
De izquierda a derecha el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Rafael Catalá; la ministra Fomento, Ana Pastor, y el presidente de Aena, José Manuel Vargas Gómez

Ana Pastor, la ministra de Fomento, ha anunciado esta mañana lo que estaba ya previsto: que suspende los concursos de concesión de la gestión a empresas privadas de los aeropuertos de Madrid-Barajas y de Barcelona-El Prat, y estudia paralizar el mismo proceso para las torres de control de las terminales de la red, de las que ya han sido ajudicadas 13. En una rueda de prensa en Madrid, ha ido mucho más allá, al afirmar que vender ahora los activos aeroportuarios españoles sería dilapidarlos, por lo que "esperará a mejores tiempos para abordar la privatización de Aena.

La ministra no ha querido dar muchos detalles de lo que espera a la empress pública que gestiona el tráfico aéreo español y que además es propietario de la red de 47 aeródromos estatales y para ello se ha escudado en que "estamos trabajando en un modelo que les comunicaremos lo antes posible". Sin embargo ha dejado muy claras dos ideas. La primera que en Aena "el todo vale más que las partes" y que, por tanto no se "van a disgregar los activos". Con ello deja claro que se a potenciar la actual red de aeropuertos y no se va a trocear tal como planeaba en su opinión la anterior administración".

La segunda idea es que se quiere gestionar Aena con criterios privados y que por ello "vamos a colaborar con todas las empresas que tienen algo que decir en este sector". Pastos ha anunciado que se les dará entrada en Aena, pero en ningún momento ha querido desvelar el modo en que se hará porque "hoy vender sería dilapidar tal como estan los mercados". Incluso ha desestimado la idea de una OPV a corto plazo. Por ello el ministerio y el nuevo Gobierno se decantan por "mejorar la gestión de Aena y poner en valor todos sus activos para, más adelante, proceder a la privatización".

En un aparte, el nuevo presidente de Aena, José Manuel Vargas, no quiso hacer precisiones sobre si el modelo de participación de las empresas privadas españolas en el futuro de Aena pasará por resucitar la fórmula del "nucleao duro de accionistas"ya empleada por los Gobiernos anteriores del Partido Popular.