Descarta adquirir a corto plazo otras empresas

Arval prevé comprar este año 25.000 coches nuevos

Arval no planea hacer nuevas adquisiciones de otras empresas a corto plazo tras quedarse con el negocio de renting de Renault y Nissan en 2010 y el de La Caixa en 2011. Con una flota de más de 80.000 vehículos actualmente, planea renovar 25.000 este año y espera ganar cuota de mercado.

Arval prevé comprar este año 25.000 coches nuevos
Arval prevé comprar este año 25.000 coches nuevos

Cecilia Bonet, consejera delegada de Arval en España, la empresa de renting del grupo financiero francés BNP Paribas, prefiere evitar el termino líder cuando habla de su empresa. No obstante, según los últimos datos de la patronal del renting, es la que mayor flota gestiona en España. Pero ella prefiere hablar de "posición de referencia en el mercado" y reconoce que su ambición este año es mantener esta situación. Aun así, descarta que en 2012 Arval afronte nuevas adquisiciones de empresas del sector, aunque "si hay oportunidades habrá que mirarlas", matiza.

500 millones

El ejercicio ha terminado con una facturación de 500 millones en España y, aunque no desvela beneficios, aporta un lacónico "estamos contentos". Confía en repetir resultados en 2012, un año de transición para la empresa; de digestión de las adquisiciones de los negocios de renting de Renault y Nissan, en 2010, y el de La Caixa el pasado año. Ambas operaciones han permitido el liderazgo del negocio en España, donde gestionan algo más de 80.000 vehículos.

Este año, el objetivo es, según Bonet, mantener ese volumen, para lo cual adquirirán 25.000 coches en los concesionarios españoles para renovar otros tantos cuyos contratos caducan a lo largo de este año. Tal volumen de compras convertirá la división de BNP en uno de los mayores compradores del renting en España, alrededor del 18% de las adquisiciones totales del sector, que se calculan en unas 130.000 unidades.

Mantener el mismo volumen de vehículos gestionados permitiría, no obstante, a Arval ganar cuota de mercado este año. Las previsiones que barajan desde la empresa es que la flota de renting en España (477.318 en septiembre) volverá a reducirse este año entre un 5% y un 7%. Desde 2008, punto álgido del sector en España, los coches de renting matriculados han descendido en unos 100.000.

Cecilia Bonet atribuye esta reducción al efecto de la crisis que ha provocado la quiebra de muchas empresas y la reducción de las flotas de otras por el descenso de la actividad económica. Pero además, Bonet destaca que compañías de renting, especialmente las ligadas a entidades financieras, están reduciendo sus flotas gestionadas en España. "No sé si de forma voluntaria o no", matiza. La disminución del negocio de estas empresas de renting explicaría el aumento de la cuota de mercado de Arval manteniendo su actual flota.

Pero a pesar de ello, Bonet descarta movimientos corporativos notables en el sector durante este año. "Quizá alguno menor con efecto reducido en el mercado", explica.

Digestión de La Caixa

Hace ahora un año, Arval adquirió el negocio de renting de La Caixa que aportó unos 30.000 vehículos a la flota. Aunque la integración se hizo efectiva en mayo, Bonet desvela que la operación se inició un año antes, tiempo durante el cual planificaron conjuntamente la fusión, lo que ha permitido una buena digestión.

"La integración ha marcado escuela en el sector", declara Bonet, que considera que la opción elegida por La Caixa ha sido muy inteligente. La caja no renuncia a su marca, Caixarenting, que sigue ofertando desde su extensa red de oficinas a una amplia base de clientes del mundo empresarial, muy fidelizados con la entidad. A cambio, Arval pone masa crítica, lo que asegura mejores compras de vehículos y servicios, y aporta el know how de la gestión. "Trabajamos muy bien juntos para ajustar el producto", aclara la directiva de Arval. Una transición muy natural, "aunque con algún que otro problema", reconoce.