Según un informe de CatalunyaCaixa

Todavía quedan 818.000 casas sin vender

Las existencias de viviendas sin vender en España se han estancado en 818.000 unidades, con datos de septiembre de 2011, "un stock que no tiene perspectivas de reducirse", ha alertado hoy el director de la unidad inmobiliaria de CatalunyaCaixa, Eduard Mendiluce. El estudio alerta también que caerá la creación de hogares y, por tanto, la demanda potencial de casas.

"España es el país del mundo con más propietarios, el 84% de las familias españolas, y solo el 16% vive de alquiler", ha manifestado el profesor Josep Oliver, coautor del estudio, que se ha pronunciado en favor de copiar el modelo francés de promoción fiscal para propietarios particulares porque favorecería la emancipación de los jóvenes fomentando el alquiler.

Si la demanda se mantiene, la reducción de existencias de viviendas sólo será de 20.000 unidades al año de aquí a 2015, pero no será suficiente para rebajar las existencias, tal y como ha explicado Oliver.

En España, la oferta de vivienda nueva ha sido de 93.000 nuevas unidades hasta septiembre de 2011, pero el exceso es anterior, generado en 2006 y 2007 básicamente en la zonas de la costa española.

Para este 2012, la previsión es que se generen 115.000 nuevas viviendas en España, lo que va a evitar -sumado a la caída demográfica española- que este sobrante de más de 800.000 viviendas se mantenga a lo largo del tiempo.

Alquileres asequibles

Para Josep Oliver, la esperanza se encuentra en los 5,7 millones de jóvenes que viven con sus familias, que suponen el 53% de los jóvenes de entre 16 y 34 años, de los que 2,8 millones trabajan e ingresan un salario.

Pero, según el estudio, sólo una pequeña parte de estos jóvenes podría pagar un alquiler (600.000 jóvenes), los cuales, según el estudio de CatalunyaCaixa, podrían formar 561.000 nuevas familias emancipadas de aquí a 2015, que podrían hacer que la demanda de nuevos hogares llegasen a un millón, doblando así la demanda de vivienda.

Sin este apoyo, el estudio de CatalunyaCaixa presentado hoy prevé que sólo se crearán 450.000 familias de aquí a 2015, una demanda insuficiente para absorber las existencias de viviendas vacías existentes.

El precio de los alquileres en España han caído un 25% en los tres últimos años y hay un cierto recorrido a la baja, teniendo en cuenta lo que ha ocurrido en Estados Unidos, tal y como opina Oliver.

"Hay que abrir los incentivos a la vivienda de alquiler", ha manifestado Mendiluce, quien también ha abogado por la apuesta de mantener el IVA del 4% a la vivienda y la nueva desgravación en el IRPF que está preparando el Gobierno para los compradores.