La subasta no se celebrará hasta marzo

BMN se perfila como el principal interesado del Banco de Valencia

La subasta del Banco de Valencia no se celebrará antes de marzo, una vez concluida la de Unnim, pero el grupo BMN, liderado por Caja Murcia y Caja Granada, se perfila desde ya como el principal interesado de la entidad intervenida.

Oficina de Banco de Valencia
Oficina de Banco de Valencia

Según han informado a EFE fuentes financieras, dentro de dos semanas se empezará a sondear el interés real del sector por el Banco de Valencia, pero se da por hecho que BMN, que también integra a la balear Sa Nostra y a Caixa Penedés, es la entidad que mejor partido podría sacar con la compra.

Dos razones explican su supuesto interés: el banco valenciano es una entidad que cotiza y facilitaría el salto al parqué de BMN y además su red es complementaria y le permite reforzar su posición en el litoral mediterráneo.

Además, con los cerca de 30.000 millones del Banco de Valencia, BMN llegaría a 100.000 millones, con lo que tendría un tamaño que le permitiría acceder con mayor facilidad a los mercados mayoristas.

No obstante, desde la entidad declinaron hacer comentarios sobre sus intenciones y el sector advierte también de que alguno de los bancos que puje sin éxito por Unnim previsiblemente se animará a hacerlo también por Banco de Valencia.

Al igual que en el resto de subastas de entidades intervenidas, se espera que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria aplique un esquema que cubra generosamente al comprador de asumir el 100 % de las pérdidas que puedan aflorar en el futuro.

Además, adquirir el Banco de Valencia dará previsiblemente a su comprador un año más de plazo, hasta diciembre de 2013, para reforzar sus provisiones en línea con los nuevos criterios que fijará en las próximas semanas el Gobierno.