La semana que viene se nombrará al nuevo presidente

Paradores facturó más de 250 millones en 2011, un 1% menos

Paradores ha facturado alrededor de 252 millones de euros a lo largo de 2011, lo que representa un 1% menos que el año anterior, debido a que en 2010, que fue año santo compostelano, "tuvieron gran importancia" los resultados obtenidos individualmente por el Parador de Santiago de Compostela, según ha explicado el director general de Comercialización de la cadena pública, Carlos Abella.

Así, sin tener en cuenta el establecimiento gallego en la facturación de un año no Xacobeo como fue 2011, la firma hotelera ha aumentado su volumen de negocio en torno al 2%, a la espera del cierre de los resultados definitivos, previstos para el próximo Consejo de Administración del 23 de febrero, donde se estrenará su nuevo presidente.

En este sentido, Abella ha asegurado que no tiene "ni idea" de quién podría ocupar el cargo de la presidencia de la cadena, cuyo nombramiento se prevé para la semana que viene, y a quien le corresponderá decidir, entre otras cuestiones, si continúa con el Plan Estratégico 2009-2012 de la hotelera o si es conveniente realizar algunas reformas a éste. Sobre la posibilidad de la entrada de capital privado, eludió pronunciarse.

"Es lógico que se cambien algunos aspectos del plan, especialmente en el tema de las inversiones, ya que es imposible que se cumplan algunos de los objetivos propuestos con la coyuntura económica actual", ha admitido Abella, quien, en cambio, ha subrayado que otras metas en el ámbito de los mercados internacionales, el segmento 'online', el de clientela joven, o el de titulares de 'amigos de Paradores' sí se han cumplido e "incluso antes de lo previsto".

Para 2012, las perspectivas que maneja el directivo son "optimistas", teniendo en cuenta que el número de reservas en enero ha sido "superior" que en el año anterior, "gracias a que sigue creciendo el mercado internacional y a que se empieza a notar cierta recuperación en los viajes de empresas", que se han incrementado, según sus últimos datos, en torno a un 30% con respecto al primer mes de 2010.

Abella ha achacado esta recuperación a dos factores: "Por un lado, se advierte cierta confianza tras las últimas elecciones generales, y por el otro, las empresas no se pueden permitir mantener otro año más esta parte del negocio estancada". LA 'PELOTA' DE LA PRIVATIZACIâN, PARA EL NUEVO PRESIDENTE.

Por otro lado, fuentes del sector consultadas por Europa Press, han afirmado que la decisión de privatizar la gestión de la empresa pública es "difícilmente viable" y que, en todo caso, será una "principal responsabilidad" para el futuro presidente de Paradores.

Según esta misma fuente, la única posibilidad de que el Estado pudiera obtener beneficio en la cadena pública sería dando entrada en el capital de la sociedad a una empresa privada "que no fuera un operador turístico", ya que una gestión 100% privada "tampoco sería posible", por la dificultad de lidiar con los 4.400 trabajadores de la empresa, que cuentan de media con 30 años de antigüedad.

La opción que se barajó en un principio sobre privatizar las propiedades queda descartada, ya que sus titulares no son ni Paradores ni el Estado, sino ayuntamientos, iglesias, diputaciones o particulares como la Duquesa de Alba o los Duques de Feria, que han cedido la propiedad gratuitamente al sector público para que solo éste lo explote, mantenga e invierta en él.

En cuanto a las cadenas Barceló y AC, que se han interesado recientemente en la hipotética privatización de la firma pública, esta misma fuente conocedora del tema ha explicado que la cadena mallorquina se interesaría "tanto por Paradores como por cualquier otra cadena", de acuerdo a sus planes de expansión, mientras que la firma de Antonio Catalán solamente 'pujaría' por "determinados paradores"; es decir, abogaría por una fragmentación de la red.

La cadena ya cuenta con ocho paradores-museo

En otro orden de cosas, Paradores ha presentado en el contexto de Fitur la evolución de su proyecto de Paradores-Museo, que ya suman ocho en España tras dos años de trabajo.

"La 'museización' de los establecimientos históricos de la cadena, que implica un proceso de investigación importante que obliga a revisar todo lo publicado sobre el parador, está mostrando buenos resultados", ha explicado la directora comercial de la firma, Elena Díaz.

Así, de los 93 establecimientos con los que cuenta la cadena, 56 de los paradores son susceptibles de 'museización', a los cuales podrían incorporarse este año "uno o dos más".

"Esta idea no nace con la pretensión de hacer los museos rentables, sino para aportar un valor añadido al cliente", ha precisado Abella, quien ha explicado que, de todas formas, su rentabilidad hasta la fecha es "difícil de medir", aunque sí ha notado una "mayor satisfacción y respuesta del cliente".