Papel del FMI en la crisis

Merkel recibe a Lagarde en Berlín

Angela Merkel ha recibido esta tarde en Berlín a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, para intentar concretar las ayudas del FMI a la eurozona para atajar la crisis de la deuda soberana.

La canciller alemana, Angela Merkel, recibió hoy por segunda vez en dos semanas a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, para analizar el papel de la institución en la resolución de la crisis europea.

El encuentro, que comenzó a las 19.00 hora local (18.00 GMT) en la sede de la Cancillería berlinesa, no estará seguido de una comparecencia de ambas ante los medios de comunicación, según explicó el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert.

Merkel y Lagarde, que mantienen una buena sintonía y fluida comunicación, pretenden desarrollar, concretar y analizar durante esta reunión las ayudas del FMI a la eurozona para atajar la crisis de la deuda soberana.

En concreto, la participación financiera del organismo multilateral en los fondos de rescate europeos -y, consecuentemente, en las 'troikas' que supervisan a Grecia, Portugal e Irlanda- y la contribución europea de 200.000 millones de euros al FMI para que la institución pueda asegurar la estabilidad en el viejo continente.

Además, la reunión servirá para estudiar el proyecto franco-alemán para la próxima cumbre de la Unión Europea (UE), prevista para el 30 de enero en Bruselas, en la que Berlín y París desean sentar las bases de un acuerdo que a partir de marzo permita a los Veintisiete avanzar hacia la unión fiscal sobre la piedra angular del freno legal al endeudamiento público.

Asimismo, los expertos consideran que Merkel y Lagarde discutieron sobre el borrador franco-alemán filtrado recientemente en el que se propone, como principal novedad, la institución de un fondo para fomentar el crecimiento en los países más atribulados por la crisis de las finanzas públicas.

Este nuevo instrumento, que se nutrirá de las reservas financieras no agotadas de los fondos estructurales y de cohesión, confirma el interés de París y Berlín de fomentar el crecimiento económico y reducir el desempleo de forma paralela a la implementación de los planes de ahorro y consolidación fiscal.

Merkel señaló recientemente que el crecimiento y la creación de empleo son el "segundo pilar" de la recuperación, junto con la consolidación fiscal.

El borrador, que propone también la colaboración entre agencias nacionales de empleo, la simplificación de los trámites burocráticos y la facilitación de los créditos a las pequeñas empresas, apoya la creación de un impuesto a las transacciones financieras, ya sea a nivel comunitario o sólo en la eurozona, si Reino Unido se opone.

Aprovechando su presencia en Berlín, la directora gerente del FMI dictará mañana una conferencia en la sede de la Sociedad Alemana para la Política Exterior sobre los retos económicos del presente ejercicio: la restauración de la confianza y del crecimiento.

El encuentro de Merkel y Lagarde, que sigue a la reunión que celebraron ambas el pasado 10 de enero también en Berlín, se enmarca dentro de la ronda de conversaciones que está manteniendo la canciller con distintos líderes de cara a la cumbre de la UE del próximo 30 de enero.

En esta ronda de contactos, Merkel se ha entrevistado con el presidente francés, Nicolas Sarkozy; el primer ministro italiano, Mario Monti; el primer ministro búlgaro, Boyko Borisov; el primer ministro de Suecia, Fredrik Reinfeldt; el primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho; y el canciller austríaco, Werner Faymann.

Además, la canciller tiene previsto reunirse en los próximos días con el primer ministro de Bélgica, Elio di Rupo, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, así como con los presidentes de la Comisión Europea (CE), Jose Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.