Nombramientos

Fomento ficha a Librero y coloca a Verdeguer y Pomar en Adif y Renfe

El Gobierno ha nombrado nuevo presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) a Enrique Verdeguer, y de Renfe, a Julio Gómez Pomar. El Ejecutivo anunció también los nombramientos de José Llorca Ortega, como nuevo presidente de Puertos del Estado, y de Marcelino Oreja Arburua, como presidente de Ferrocarriles de Vía Estrecha (Feve), todas ellas empresas dependientes del Ministerio de Fomento.

La titular de este departamento, Ana Pastor, ha completado el organigrama con la designación de Carmen Librero Pintado como secretaria general de Transportes y de Jorge Urrecho Corrales como director general de Carreteras.

La nueva secretaria de Transportes fue hasta hace un año la máxima responsable de la división de navegación aérea en la empresa pública Aena y tuvo un protagonismo destacado en la reforma del estatus de los controladores aéreos.

Enrique Verdeguer, que sustituirá en el cargo a Antonio González, era consejero de Economía de la Generalitat Valenciana desde el pasado mes de junio, después de haber sido director general del Instituto de Comercio Exterior (Icex) durante cuatro años.

Licenciado en Económicas por la Universidad de Valencia, Verdeguer es economista del Estado y ha sido consejero económico en la Embajada de España en Marruecos.

Julio Gómez Pomar, que ocupará la presidencia de Renfe tras la salida de Teófilo Serrano, era hasta ahora director del Centro de Innovación del Sector Público de PricewaterhouseCoopers y el Instituto de Empresa, y pertenece al Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado y al de Auditoría y Contabilidad. Con anterioridad, fue secretario de Estado para la Administración Pública, entre otros cargos públicos.

José Llorca Ortega, nuevo presidente de Puertos del Estado, ya ocupó el cargo entre el año 2000 y 2004. Es ingeniero de caminos y sustituye en el cargo a Fernando González Laxe. Ha ocupado diversos puestos en Defensa y Fomento.

El nuevo presidente de Feve, que sustituye a Ángel Villalba, es hijo de Marcelino Oreja Aguirre, un político notable de la Transición.