La agencia subraya su independencia

La policía italiana registra las oficinas de S&P en Milán

Varios agentes de la Guardia de Finanzas italiana han registrado esta mañana la oficina de S&P en Milán de la entidad en el marco de una investigación sobre el impacto en los mercados italianos de los informes de la calificadora de riesgos. La agencia ha expresado su "sorpresa y consternación".

S&P se ha mostrado "sorprendida y consternada por estas investigaciones sobre nuestros ratings independientes" y ha indicado que "las acusaciones que se han lanzado carecen de base y defenderemos vigorosamente nuestras acciones, reputación y análisis".

El lunes agentes de la Guardia de Finanzas italiana registraron la oficina milanesa de la agencia en el marco de una investigación de la fiscalía de Trani, en el Sur de Italia.La fiscalía de Trani está investigando la anormal volatilidad de la Bolsa transalpina en 2010 y 2011 y sus pesquisas incluyen algunos de los responsables de las agencias Standard & Poor's y Moody's.

El pasado mes de agosto la misma Fiscalía incautó varios documentos en las oficinas de Moody's y S&P en Italia implicadas en una investigación abierta por abuso de información, manipulación del mercado y uso de información privilegiada. En el caso de S&P la investigación se realizó después de que la agencia dudara del plan de ajuste promovido en julio por el ejecutivo de Berlusconi cuando los mercados todavía estaban abiertos.

Según Il Corriere della Sera, se acusa a las agencias de rating de manipular el mercado con "juicios falsos, infundados o incluso imprudentes" sobre el sistema financiero y bancario italiano. En concreto, se estaría investigando a tres analistas de S&P, uno de Moody's y a los responsables legales de ambas agencias en Italia.

Precisamente, el registro en la oficina de Standard & Poor's se produce después de que la agencia rebajara la semana pasada en dos escalones la deuda de Italia, al igual que a otros ocho países de la zona euro. .