Plusvalías de 900 millones en la británica

Ferrovial reconoce a la CNMV que no manda en BAA

Ferrovial ha tenido que dar explicaciones a la CNMV sobre su poder de influencia en el operador británico BAA, donde bajó del 50% en octubre. El grupo reconoce que entonces perdió el control.

Rafael del Pino, presidente de Ferrovial
Rafael del Pino, presidente de Ferrovial

La venta el pasado octubre, a cargo de Ferrovial, del 5,88% de FGP Topco, sociedad propietaria del gestor aeroportuario británico BAA, derivó en la pérdida de control para la empresa española. La CNMV ha pedido explicaciones al respecto y Ferrovial es clara en su documento de respuesta al advertir que pierde la mayoría de votos "tanto en la Junta General de Accionistas de FGP Topco como en el consejo de Administración de dicha sociedad".

Tras su desinversión, Ferrovial pasó del 55,87% del capital a un 49,99%, lo que le daba derecho a cinco votos en un consejo en que el resto de accionistas se reparten otros seis: tres están en manos de CDPQ, dos recaen en GIC y Alinda cuenta con un voto. "De esta forma Ferrovial no puede tomar ninguna decisión en BAA sin el acuerdo de otros socios".

BAA opera seis aeropuertos en Reino Unido, entre ellos el londinense de Heathrow. El pacto entre accionistas da el máximo protagonismo al consejo de FGP Topco, donde precisan una mayoría cualificada las operaciones "de financiación e inversión que superen determinado importe, la aprobación del plan de negocio y del presupuesto, el nombramiento del consejero delegado y del director financiero o la aprobación de las cuentas anuales y de las políticas contables", argumenta el secretario general de Ferrovial, Santiago Ortiz.

FERROVIAL 29,99 -1,51%

Pese a perder peso en las decisiones tomadas en el seno de BAA, el grupo de la familia Del Pino va a apuntarse en las cuentas de 2011 una plusvalía de 900 millones derivadas de la venta del 5,88% en FGP Topco y de la actualización del valor de la participación. El volumen de activos de Ferrovial cae 19.300 millones y la deuda neta se reduce en 14.800 millones. Por su parte, la tesorería de la empresa recibió una inyección de 325 millones, que fue la cifra en que se traspasó el citado paquete el pasado 10 de octubre a dos vehículos de inversión gestionados por Alinda Capital Partners.