La cadena hotelera facturó 950 millones el año pasado

Iberostar refuerza en 2012 su filial urbana con dos aperturas

La cadena hotelera Iberostar añade a su cartera de producto el lujo en la ciudad. La empresa estudia oportunidades para establecimientos de este tipo en Colombia y Argentina.

La cadena hotelera Iberostar apuesta por su nueva división de turismo urbano vacacional con dos nuevas aperturas para 2012. La empresa estudia oportunidades para un hotel de este tipo en Cartagena de Indias (Colombia) y otro en Buenos Aires (Argentina). Según explicaron fuentes de la compañía a Cinco Días, todos los establecimientos de esta línea de la cadena serán de la categoría Gran Collection, de "alto lujo".

La compañía comunicó, en el marco de la Feria Internacional del Turismo Fitur en Madrid, que ha cerrado el año con un incremento de la facturación del 7,8%. Supone que la empresa ha ingresado 950 millones de euros. En total, la cadena española cuenta con más de 100 hoteles y 21.000 empleados en 15 países. Han invertido 151 millones de euros en 2011 para la compra del Iberostar Cancún y la remodelación de hoteles en España y Caribe. Invertirán otros 94 millones en la compra, ya anunciada, de los cinco hoteles de Thomas Cook en España.

Iberostar centra su desarrollo para el próximo año en "consolidar los destinos actuales como México o Cuba, abrir mercado en nuevos países y desarrollarse en capitales europeas de turismo urbano" con esta nueva división.

La cadena, especializada hasta ahora en resorts vacacionales de gama media-alta, inicia su andadura en este segmento con un hotel boutique en Budapest y otro en Tenerife, el Iberostar Gran Hotel Mencey. A estos le seguirán las dos aperturas anunciadas.

Desde la compañía son prudentes respecto de la cantidad de establecimientos que tendrán a medio plazo. "Estamos cómodos con nuestra estructura de ventas como para enfrentar un crecimiento controlado pero no tenemos cifras de objetivo. Valoramos todas las oportunidades", avanzaron. Las ciudades más interesantes podrían ser Madrid, Barcelona, Londres y París. Ya hay, según apuntaron, "conversaciones con varios grupos hoteleros" para lograr la gestión de establecimientos en capitales.

La empresa es optimista respecto al desarrollo de 2012. Estima, aunque "tan a principios de año es un poco prematuro", que crecerá aproximadamente un 12% en Europa.

Orientados a la clase media latina emergente

En Iberostar son conscientes del crecimiento imparable de las economías en Latinoamérica. "Países como Brasil o México son economías en expansión con una clase media pujante. El público objetivo crece cada vez más y demandan más servicios premium, de alta gama", explican. Es por ello que en la cadena "cuidamos mucho el ámbito local, para apoyar el desarrollo del hotel ante un consumidor más estacional". Ejemplifican esta estrategia contando que organizan jornadas gastronómicas o actividades deportivas.

En este sentido, la empresa pretende aprovechar que ha añadido a su cartera un campo de golf, entre el paquete comprado a Thomas Cook, para lanzar "productos asociados a este deporte a una clientela más amplia", que antes estaba asociada a los paquetes del touroperador.