Los vehículos eléctricos subvencionados ascienden a 2.446 unidades

Demoras en el pago de las ayudas al vehículo eléctrico

De las 1.205 peticiones tramitadas en 2011, el Ministerio de Industria ha abonado 183, el 15% de la cuantía solicitada.

De las 1.205 solicitudes presentadas para cobrar las ayudas que otorga el Ministerio de Industria por la compra de un vehículo eléctrico, a 10 de enero estaban abonadas 183, poco más del 15%. El Real Decreto 628/2011 que aprobó las ayudas vio la luz en mayo, aunque el sistema de pagos no se puso en marcha hasta verano. De las restantes 1.022 solicitudes, 194 corresponden a vehículos ya matriculados y las otras 828 a vehículos pendientes de matriculación. En dinero, de los 3,61 millones comprometidos para subvenciones al eléctrico, solo se ha abonado a los beneficiarios 548.551 euros, el 15% del global.

De los 1.205 vehículos con derecho a subvención, cifra que ya adelantó CincoDías, 200 son turismos, 97 son furgones y furgonetas, 694 motocicletas -que continúan manteniendo un peso indiscutible entre los vehículos movidos con energía eléctrica-, 214 cuadriciclos y ningún autobús. Los 3,61 millones que supone el coste total del plan, prorrogado hasta noviembre de este año, se han quedado muy lejos de los 72 millones que aprobó el Gobierno en mayo pasado.

La demora en el pago es inferior en el caso de los turismos, pues de las 200 unidades autorizadas ya han recibido el dinero comprometido 46 (23%), frente a 5 (5,1%) en furgones, 113 (16%) para las motocicletas y 19 (8,8%) en los cuadriciclos.

La media de ayuda que recibirán los adquirentes de turismos es de 6.407 euros según los datos que maneja Industria, con un global de 1,28 millones. Los furgones y furgonetas ocupan el segundo lugar, con una media de 6.299 euros y un total de 610.000 euros; las motocicletas reciben de media 1.613 euros, con un coste para el erario público de 1,1 millones, y los cuadriciclos obtienen 2.834 euros, sumando 606.000 euros.

Menos de la mitad, en flotas

Sobre los 1.205 vehículos eléctricos con ayudas públicas, 899 (el 74,6%) han sido adquiridos por flotas y el resto de beneficiarios solo han matriculado un único vehículo, lo que no implica necesariamente que se trate de particulares. En el caso de los turismos, este porcentaje varía ostensiblemente: de los 200 con derecho a ayuda, solo 99 han ido a beneficiarios catalogados como flotas, concretamente a 15 compradores, frente a 101 turismos cuyo beneficiario se limitó a un solo coche.

Sumando a estas ayudas las que otorgan las comunidades autónomas con dinero del IDAE, los vehículos eléctricos subvencionados ascienden a 2.446 unidades.