Elecciones EE UU

Rick Perry abandona carrera por la candidatura republicana y apoya a Gingrich

Tras desinflarse en las encuestas, el gobernador de Tejas pide el voto para otro candidato conservador.

Perry, junto a su mujer e hijo, anuncia que abandona la carrera electoral.
Perry, junto a su mujer e hijo, anuncia que abandona la carrera electoral.

El gobernador de Texas, Rick Perry, ha anunciado hoy que se retira de la contienda por la candidatura presidencial del Partido Republicano en EE UU. Perry, que se colocó el primero en las encuestas en agosto, dio su apoyo a otro de los aspirantes: el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich.

"No hay un camino viable para mí en esta campaña", ha dicho en conferencia de prensa Perry, que compareció, como es habitual en estos casos, acompañado su familia, en este caso, su mujer y su hijo.

Pese a su fuerte empuje inicial y a una elevada recaudación de fondos, Perry, de discurso ultraconservador, tuvo decepcionantes intervenciones en los debates televisados y cometió errores que le hicieron caer en las encuestas.

En los caucus (asambleas populares) de Iowa, que abrieron el proceso de primarias, obtuvo un pobre resultado y descartó participar en las de Nuevo Hampshire para centrarse en Carolina del Sur, donde los sondeos le colocaban en último lugar. "Sé cuando es el momento de una retirada estratégica", ha dicho Perry antes de anunciar su apoyo a Gingrich, a quien definió como un "conservador visionario" que puede "transformar" el país.

Poco después de la comparecencia de Perry, Gingrich ha ofrecido otra en la que dijo estar "honrado" por el apoyo del gobernador.

La retirada de Perry deja solamente cuatro candidatos en liza: el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney, considerado el favorito y moderado en asuntos sociales; Gingrich, de discurso conservador; el exsenador Rick Santorum, ultraconservador para los analistas; y el congresista Ron Paul, que defiende la reducción del Estado federal.

Las últimas encuestas reflejan que Gingrich está acortando distancias con Romney, favorito para ganar en Carolina del Sur. Dos sondeos de las cadenas NBC y CNN divulgados en las últimas horas otorgan a Romney una ventaja de diez puntos sobre Gingrich, frente a los casi 20 puntos que les separaban días atrás.