Sociedad de Tasación elabora el primer indicador de confianza del sector

El futuro del mercado inmobiliario es aún muy negro

El temor a una huida de la demanda mantiene las rebajas de las casas
El temor a una huida de la demanda mantiene las rebajas de las casas

Ni brotes verdes ni luz al final del túnel. Los tasadores consideran que este primer trimestre de 2012 será para el mercado inmobiliario aún peor de lo que lo fueron los tres últimos meses del año anterior. Ni el empleo y la evolución de la economía en general, ni las ventas de viviendas, ni los precios evolucionarán de manera muy diferente a lo que lo han hecho hasta ahora, por ello el sentimiento que impera es el pesimismo. Lo interesante será ver qué pasa de aquí en adelante.

Una de las tasadoras líderes, Sociedad de Tasación, ha elaborado el primer índice de confianza del mercado inmobiliario, un nuevo estudio que tratará de medir el estado de ánimo de este sector, según la opinión de 700 profesionales independientes.

El director general de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, explicó ayer durante la presentación del índice que la encuesta se compone de siete cuestiones muy directas. "Preguntamos a estos 700 tasadores por la evolución de la economía, la de las ventas de primera residencia en su zona de trabajo, por las ventas de segundas viviendas, por el comportamiento de las promociones en general y de los suelos en particular, por qué creen que harán los precios, sobre cómo marcha la venta de locales comerciales y, finalmente, les pedimos su opinión por la evolución futura del stock sin vender y con todas sus respuestas elaboramos el índice", añade el director general de esta tasadora.

Sorprendente homogeneidad

Las respuestas deben estar comprendidas en una escala de 1 a 5, siendo el 3 un nivel de percepción neutral, por debajo del mismo denotaría pesimismo y por encima de 4 optimismo.

Al haber obtenido de todas esas encuestas un resultado agregado de 31,5 puntos sobre un total de 100, con además pocas fluctuaciones de una comunidad autónoma a otra, quiere esto decir que el corto plazo es aún muy negativo. Curiosamente, solo la variable del stock se mantiene estable.

Así, los 700 encuestados coinciden en que la economía en general evolucionará a peor, lo que arrastrará sin duda las ventas de casas y sus precios y, por supuesto, no contribuirá a animar ni la promoción de nuevos desarrollos ni la absorción del stock; de ahí que crean que este se mantenga igual que en el pasado.

Juan Fernández-Aceytuno advirtió que la muestra se tomó durante la última semana de diciembre, justo antes de que se aprobara la subida del IRPF decretada el día 30.

El compromiso es publicar este nuevo indicador cada tres meses y "ver cómo evoluciona de aquí en adelante, sobre todo para saber si será capaz de anunciar un cambio de tendencia en el mercado", añadieron desde Sociedad de Tasación. Es sorprendente también, en opinión de estas mismas fuentes, la homogeneidad de los resultados cuando el mercado inmobiliario se ha distinguido siempre por ser muy local. "Una explicación a eso es que la crisis actual es de tal envergadura que aunque sea cierto que comienzan a cerrarse operaciones y a construirse de nuevo algunas promociones, sean casos aún muy puntuales", añaden estas fuentes.

En línea con las feas previsiones que apunta este nuevo índice de confianza, el Servicio de Estudios del BBVA pronosticó ayer que el precio de la vivienda sufrirá "nuevas correcciones en los próximos trimestres" pese a la deducción por compra de vivienda habitual que el Gobierno ha aprobado para incentivar las compraventas. La entidad argumentó que el escenario económico de 2012 es "más pesimista" que el esperado inicialmente y que la persistencia de las tensiones financieras podrían "neutralizar en gran parte" el impacto que esta medida fiscal podría tener sobre los precios y la demanda.

Además, explicó que el descenso del precio de los inmuebles en 2011, del 6,8%, según datos de Fomento, ha sido "notablemente superior" al de 2010. Según el Servicio de Estudios del BBVA, en los últimos meses del año se produjo un descenso algo más intenso "por la incertidumbre fiscal que ha girado en torno a la vivienda en el último trimestre".

La cifra

31,5 puntos sobre 100 posibles es el resultado del índice de confianza del mercado inmobiliario para este primer trimestre.

Los tipos de interés neutralizan las rebajas

Quien estuvo interesado en comprar una casa nueva en 2010, pero finalmente no lo hizo por distintas cuestiones, aunque se animara el año pasado, no se ahorró nada si para adquirirla tuvo que endeudarse. La rebaja de precios de los inmuebles nuevos, que Sociedad de Tasación cifró en un 4% anual, fue absorbida por el repunte registrado en los costes de financiación, de casi un punto porcentual. El director general de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, explicó ayer que se trata de la primera vez desde el inicio de la crisis en que la subida de tipos deja sin efecto las rebajas de precios de la vivienda. No obstante, desde máximos, la cuota hipotecaria para una casa de similares características se ha reducido un 37,3%. "Esto explica lo importante que es que se resuelva el problema del crédito para poder reanimar las ventas", añadió