Acabado el consejo

Bancaja propone a Francisco Pons como vicepresidente de BFA

Ya ha terminado el consejo de Bancaja, con dos hechos de relevancia: Francisco Pons ha sido propuesto como vicepresidente ejecutivo de Banco Financiero y de Ahorro (BFA), matriz de Bankia, y Aurelio Izquierdo se queda sin dirección en la caja valenciana.

El consejo de administración de Bancaja, celebrado este miércoles, ha conseguido uno de sus objetivos: proponer el nombramiento de Francisco Pons como vicepresidente ejecutivo de Banco Financiero y de Ahorro (BFA), matriz de Bankia, entidad de la que ya es vicepresidente desde el pasado 9 de enero. De esta forma asume los dos cargos que poseía el aún presidente de Bancaja y ex vicepresidente de Bankia, José Luis Olivas. La designación definitiva queda pendiente de la aprobación en el consejo de BFA que tendrá lugar mañana.

El consejo de la caja valenciana no ha nombrado, sin embargo, a Aurelio Izquierdo (ex director general de Bancaja, ex responable comercial de Bankia y consejero delegado de Banco de Valencia durante solo unos tres meses al ser intervenido el banco por el FROB), como director financiero de Bancaja, como estaba previsto, explican varias fuentes.

Bancaja había decidido crear un nuevo cargo para Izquierdo aunque sus funciones fueran escasas o casi nulas, explican fuentes de la entidad valencia. Su único cometido iba a ser el de gestionar el dividendo procedente de BFA al participar en dicho banco en un 38%. El nombramiento, sin embargo, se ha quedado en un cajón.

Desde que Bancaja se unió a Bankia su actividad financiera es nula ya que esta se traspado por completo al grupo, es decir, la gestiona directamente Bankia.

Aurelio Izquierdo, como todos los responsables y consejeros de Banco de Vaencia tuvieron que abandar sus cargos en esta entidad al ser intervenida por el Banco de España. Desde entonces se le ha buscado un puesto en Bancaja que justifique su sueldo de alta dirección, explican fuentes de la caja valenciana. La idea era aprobar su nombramiento en este consejo, pero al parecer las críticas de CC OO a la creación de este puesto han impedido que el directivo asuma este puesto.

Izquierdo es un hombre de confianza de Olivas. Fue, de hecho, director general de Bancaja hasta su fusión con Caja Madrid.