Subastas de España, Grecia, Bélgica y del FEEF

Día clave para la deuda: Europa espera colocar 10.700 millones

El mercado de deuda se enfrenta hoy a una cita clave después de los últimos acontecimientos. Las subastas que tendrán lugar en España, Bélgica, Grecia y la emisión de deuda del fondo de rescate centrarán la atención de los inversores y servirá como termómetro para medir la tensión en un mercado que desde hace un año está sometido a fuertes convulsiones.

España ha sido uno de los nueve países de la eurozona a los que S&P rebajó su nota el pasado viernes y hoy el Tesoro acude al mercado para colocar hasta 5.000 millones en letras a 12 y 18 meses. La última subasta celebrada la semana pasado sorprendió gratamente al mercado ya que el organismo español consiguió colocar el 11,6% de lo previsto en el conjunto del año. La cita de hoy servirá para medir la confianza de los inversores en la economía después de las últimas iniciativas adoptadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy para reconducir el déficit. Además de la cantidad que finalmente se coloqué la gran incógnita pasa por saber si se barajará o no los tipos de interés después de tres emisiones consecutivas a la baja. España afronta unos vencimientos de 36.500 millones en los tres primeros meses del año podrían comprometer su financiación.

Bélgica consiguió salvarse de la quema la pasada semana y mantiene una nota de AA. No obstante, aunque esquivó la envestida de S&P en la nota remitida por la agencia se hacía una mención a este país. En concreto S&P señala que si el Gobierno no conseguía contener el aumento de la deuda pública, su rating podría empezar a cuestionarse. Pero mientras se conoce el veredicto final, hoy el tesoro belga acude al mercado para vender 1.200 millones en letras a 12 meses y 1.800 millones en letras a con vencimientos a tres meses.

El siguiente país que centra la atención del día es Grecia. Allí el tesoro heleno espera vender 1.250 millones de euros en letras a tres meses. El país que dirige Lucas Papademos, ausente en los mercados de deuda a largo plazo, concentra todas sus fuerzas en las emisiones a corto para poder hacer frente a sus pagos más urgentes. Después de varios meses en los que Grecia ocupaba un papel secundario ahora los temores han vuelto a hacer acto de presencia. Las desavenencias surgidas entre los acreedores privados impiden llegar a un acuerdo sobre la quita que se sitúa en los 50%. A la espera de que concluyan las negociaciones entre los bancos, los inspectores de la troika acudirán esta semana para supervisar las reformas puestas en marcha por el Ejecutivo. El análisis servirá de base para la liberación del segundo rescate.

Junto a todos estos países hoy el FEEF emite deuda por valor de 1.500 millones. Esto se produce apenas 24 horas después de que S&P confirmase que el fondo perdía la máxima nota después de que Francia se despidiera de la triple A. La razón que alega la agencia es que la degradación de uno de los principales inversores compromete la solvencia del mecanismo. Asimismo, el presidente del BCE, Mario Draghi señaló que sería necesario ampliar la capacidad el fondo para poder hacer frente al rescate de aquellos bancos y países que entrasen en bancarrota.