La entidad aspira a alcanzar 200.000 millones de activos

Sabadell amplía capital para abordar nuevas compras

Banco Sabadell tiene previsto realizar una ampliación de capital por unos 1.000 millones de euros para reforzar su solvencia tras absorber CAM y para llevar a cabo otra operación corporativa en esta ronda de fusiones que ha impulsado el Gobierno. La entidad pretende superar los 200.000 millones de euros en activos.

No quiere quedarse quieto. Tras haber adquirido CAM el pasado mes de diciembre, y conseguir así dar el salto para convertirse en un banco sistémico, Sabadell busca otra nueva operación que le permita seguir creciendo rápidamente y aprovechar la irrepetible reestructuración del sistema financiero español.

Sabadell mantiene desde hace meses conversaciones con otras entidades para su fusión, caso de Caja 3, pero no es la única firma con la que está hablando o ha hablado. Ahora, como aseguran todas las fuentes consultadas, "todos hablamos con todos. Se repite la historia de hace algo más de un año, pero con más intensidad. Además, el número de entidades con el que puedes negociar es bastante más limitado", asegura un directivo de una caja.

El banco que preside Josep Oliu tiene en la actualidad 165.000 millones de euros en activos (si se suman los activos de CAM) y su proyecto pasa por sumar más de 200.000 millones en este proceso de reestructuración.

SABADELL 0,81 0,40%

Su decisión por protagonizar una nueva operación es tan firme que ya ha comenzado a preparar el terreno para mejorar su capitalización. El viernes anunció a la CNMV la convocatoria de una junta general extraordinaria para el próximo 23 de febrero.

El objetivo principal de esa junta es aprobar una ampliación por un máximo del 43% del capital, equivalente a 692 millones de acciones. Inicialmente esta ampliación estaba prevista que se destinase a fortalecer su core capital tras absorber CAM. Más cuando ahora el banco necesita llegar al 9% de capital de máxima solvencia para cumplir con los requisitos de la Autoridad Bancaria Europea (ABE). Pero las necesidades de capital del grupo para hacer frente a la definitiva absorción de CAM no son tan amplias.

Junta extraordinaria

Además, el grupo podría haber evitado realizar una junta extraordinaria para este requisito ya que la incorporación de CAM a Sabadell no se realizará hasta diciembre de este año, por lo que con aprobar la ampliación de capital en la junta anual ordinaria que se celebrará alrededor del mes de abril era suficiente. No se necesitaba otra junta anterior con lo que supone ello de gastos y trámites burocráticos.

Y es que Sabadell quiere tener todo listo ante una próxima operación de fusión.

El anuncio de la ampliación de capital de Sabadell llega en un momento delicado para el banco dadas las nuevas exigencias de provisiones que impondrá en breve el Gobierno.

Si opta por seguir los pasos de Banesto y adelantar dotaciones para sanear su cartera de activos inmobiliarios puede verse mermado un atractivo para acudir a la ampliación, el dividendo. Mientras que si las dotaciones las carga a partir de este ejercicio, las sinergias que le proporciona la integración de CAM le permiten sufragar estas provisiones extras sin que esto repercuta en su cuenta de resultados y su solvencia.

La pugna con Banco Popular

Su más eterno rival, Banco Popular, ha seguido la misma táctica que Banco Sabadell. Primero con la absorción de Banco Pastor y ahora al participar en la puja por Unnim -el viernes el banco que preside Ángel Ron presentó una oferta de compra no vinculante, que le permitirá tener más detalle de las cuentas de la entidad catalana-.

Su objetivo es seguir creciendo en un momento histórico para el sector financiero español ya que Popular se ha quedado ligeramente por debajo de Sabadell.

Mientras que el grupo catalán suma 165.000 millones de activos, Popular llega a los 161.000 millones y quiere volver a recuperar su tercer puesto.

La adquisición de Unnim, la alianza resultante de Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu, aportaría a Banco Popular cerca de otros 30.000 millones de euros en activos y le daría entrada en el mercado catalán, ahora dominado por las entidades de origen de esta región, como CaixaBank, Sabadell, Catalunya Caixa o Unnim.

Un serio competidor en la pugna por Unnim, según fuentes financieras, será Ibercaja, entidad que todavía no ha movido ficha en el actual proceso de reestructuración financiera y cuya elevada solvencia le permite acometer adquisiciones para ganar tamaño.

Quedan aún otras entidades a las que Banco Popular podría aspirar. Una vez que se complete la venta de Unnim, el Banco de España arrancará la subasta de Banco Valencia, una compra que le permitiría dar un salto cualitativo en el ámbito de la Comunidad Valenciana.

Pero en este caso tampoco sería el único postor. Fuentes del sector financiero aseguran que la filial de Bankia interesa también a otras entidades, como BMN, la entidad liderada por Cajamurcia.

Las cifras

1.000 millones de euros ampliará la entidad su capital social.

165.000 millones es el volumen de activos actual de Sabadell.

23 de febrero es la fecha de la de la junta extraordinaria en la que se aprobará la operación.