La city

Orientales en la Castellana

Dos de los puntos neurálgicos del madrileño paseo de la Castellana, Torre Picasso y Torre Espacio, se han llenado de japoneses y coreanos en las últimas semanas. En el primero de los rascacielos, recién vendido por FCC y en el que la constructora mantiene sus oficinas centrales, se trata la entrada de la japonesa Mitsui en el capital de FCC Energía. Los numerosos enviados para la negociación transitan por las plantas nobles como por su propia casa.

Medio kilómetro más al norte, en el edificio de OHL, son los coreanos de GS Engineering los que se han asentado tras materializar la compra de Inima, filial medioambiental del grupo de Villar Mir. Sus colegas españoles están sorprendidos tanto por lo rápido que aprenden castellano como por el mínimo tiempo que pasan en la calle cigarrillo en mano.