Vencía mañana, miércoles

Ferrovial y Sacyr logran más plazo para refinanciar los 550 millones de la R-4

Ferrovial y Sacyr Vallehermoso han logrado que los bancos acreedores de la autopista R-4 Madrid-Ocaña amplíen el plazo para cerrar la refinanciación de los 550 millones de euros de deuda de esta vía, que vencía mañana miércoles.

El plazo servirá para que las dos constructoras negocien con el Ministerio de Fomento una solución de largo plazo para esta infraestructura.

Las dos compañías han convenido con el grupo de 29 bancos financiadores de esta autopista extender el plazo de vencimiento hasta finales del próximo mes de febrero, según informaron fuentes del sector.

Ferrovial controla el 55% del capital de la sociedad concesionaria de esta autopista, Sacyr cuenta con otro 35% y CCM con un 10% restante.

La R-4, de unos 98 kilómetros de longitud, se puso en servicio en abril de 2004 y a cierre del pasado mes de septiembre registraba un tráfico de unos 7.242 vehículos diarios.

Riesgo de quiebra

Se trata de una de las autopistas que actualmente se encuentran en riesgo de quiebra por los sobrecostes de expropiación que soportaron en su construcción y el bajo volumen de tráfico que registran respecto a la previsión inicial.

Las empresas concesionarias de estas vías, entre las que figuran alguna de las grandes constructoras cotizadas, reclaman que el Estado garantice el reequilibrio económico-financiero de las autopistas.

Las empresas acordaron con el anterior Gobierno un sistema de ayudas a través de cuentas de compensación y la concesión de préstamos participativos.

No obstante, el actual ejecutivo dirigido por Mariano Rajoy acordó recortar en 400 millones de euros la partida de 600 millones inicialmente fijada para la concesión de dichos créditos.

Así, las concesionarias de las autopistas con riesgo de quiebra (el resto de radiales de Madrid, la Ocaña-La Roda, la Cartagena-Vera, la que une Madrid con el aeropuerto de Bajadas y la Madrid-Toledo) están a la espera de poder tratar sobre este asunto con el nuevo equipo del Ministerio de Fomento.

En este sentido, el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Rafael Catalá, aseguró la pasada semana que, "pese a los recortes", cuenta con margen para poder ayudar a estas autopistas a atender sus obligaciones financieras.

"Pensamos que pese al recorte todavía se puede ayudar a las concesionarias a obtener recursos financieros y a poder atender a sus obligaciones", indicó entonces el 'número dos' de Fomento.