Ryanair creará 1.000 puestos de trabajo en 2012

Ryanair creará 1.000 puestos de trabajo en varios países, incluido España, gracias a la incorporación de 35 aviones nuevos. La plantilla crecerá un 10% y ninguno de los nuevos empleos estará en Irlanda.

Avión de Ryanair en pleno vuelo
Avión de Ryanair en pleno vuelo

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair creará durante este año 1.000 puestos de trabajo en varios países, entre ellos España, gracias a la incorporación de 35 nuevos aviones a su flota, según informó hoy la compañía en un comunicado.

De esta forma, la aerolínea incrementará un 13% su número de aparatos, de 270 a 305, mientras que su plantilla de 8.000 trabajadores aumentará un 10% con nuevos puestos de personal de cabina, pilotos, ingenieros y ventas.

Ninguno de los nuevos empleos radicarán en Irlanda sino en otras bases europeas, principalmente en el Reino Unido, Dinamarca, Polonia, Chipre y España, aunque la compañía no ha facilitado cifras concretas.

Un portavoz de Ryanair ha explicado a Efe que el número de nuevos puestos de trabajo se ha calculado en función de los nuevos aviones que tendrán, aunque no pueden hacer público de momento su distribución.

La decisión de excluir a Irlanda de sus planes de expansión responde a los altos costes demandados por los aeropuertos de este país y a la llamada "tasa de turista", un impopular impuesto gubernamental de 10 euros sobre el billete aéreo.

Las perspectivas de crecimiento para este año son positivas. La aerolínea confía en pasar de transportar 76 millones en 2011 a 80 millones en 2012.

El pasado año, Ryanair transportó 76,4 millones de pasajeros, un aumento del 5% respecto a 2010, lo que la afianza como líder en Europa del sector de vuelos económicos.

También logró un beneficio neto de 401 millones de euros entre los meses de marzo de 2010 y 2011, lo que representó un aumento del 26% con respecto al ejercicio fiscal anterior.

A pesar del encarecimiento del precio del combustible, Ryanair prevé que, durante el presente año fiscal, sus beneficios podrían subir hasta los 440 millones de euros.