_
_
_
_
_
El Prius enchufable recibirá 2.000 euros, 4.000 menos que la competencia

Toyota pide al Gobierno equiparar las ayudas a todos los coches eléctricos

Toyota mantiene una cruzada en solitario frente al nuevo Gobierno para conseguir que las ayudas al vehículo eléctrico no discriminen entre el eléctrico puro y el híbrido enchufable. El fabricante japonés aspira a que el Ministerio de Industria equipare ambas tecnologías y subvencione con 6.000 euros sin diferenciar entre ambas.

Toyota pide al Gobierno equiparar las ayudas a todos los coches eléctricos
Toyota pide al Gobierno equiparar las ayudas a todos los coches eléctricos

El Gobierno socialista optó en mayo del pasado año, cuando aprobó el real decreto de ayudas al vehículo eléctrico, diferenciar la cuantía de la subvención dependiendo de la autonomía exclusivamente eléctrica. El real decreto, que se ha prorrogado hasta noviembre de este año, establece que recibirán 2.000 euros aquellos vehículos cuya autonomía esté en el rango de 15 a 40 km; 4.000 euros entre 40 y 90 km, y 6.000 los que superen los 90 km de autonomía exclusivamente eléctrica. En la práctica, el primer grupo incluye a los híbridos enchufables (pueden recargar sus baterías en la red); el segundo, a los híbridos de autonomía extendida, y el tercero, a los eléctricos puros.

Eso supone que el nuevo Toyota Prius enchufable, que se pondrá a la venta en mayo o junio, con sus 23 km de autonomía en modo eléctrico, recibirá 2.000 euros, frente a modelos eléctricos puros como Kangoo, Fluence o Zoe de Renault o el Leaf de Nissan que son subvencionados con 6.000 euros. Otros modelos eléctricos, como los de GM -en su versión Volt de Chevrolet o Ampera de Opel-, que saldrán a la venta esta primavera, recibirán 4.000 euros.

Jacques Pieraerts, presidente de Toyota España, muestra su malestar por esta discriminación que, según su criterio, no se sostiene tecnológicamente. Desde la marca explican que con una autonomía limitada de 23 km en modo eléctrico, "un altísimo porcentaje de los recorridos realizados podrán hacerse en modo eléctrico al 100%. Las estadísticas de movilidad demuestran que el 70% a 75% de los trayectos realizados son inferiores a los 20 km". Además, el directivo considera que se discrimina a coches como los híbridos enchufables con una tecnología mucho más sofisticada.

"Hay que ajustar la decisión de las ayudas", dice Pieraerts

Pieraerts se pregunta si la decisión del anterior ministro de Industria, Miguel Sebastián, era favorecer la fabricación de coches y baterías eléctricas en España o, por el contrario, se trataba de una ayuda medioambiental con el fin de fomentar las ventas de coches menos contaminantes. El responsable de Toyota se contesta a sí mismo: "La sensación es que el objetivo es el primero". Y aunque no cita marcas, hay una referencia evidente al apoyo industrial a algunos fabricantes que han anunciado la producción de modelos eléctricos en España como Renault.

"Hay que ajustar la decisión -declara-. O es una ayuda industrial, algo que podría comprender, o es una ayuda medioambiental a nuevas tecnologías menos contaminantes. Y si es así, las ayudas deben estar equilibradas en función de los resultados reales de cada tecnología". En esta línea, Pieraerts aclara que el objetivo del fabricante japonés es que el nuevo Gobierno reforme el actual real decreto de ayudas y no discrimine entre las distintas tecnologías eléctricas, sean puras o híbridas enchufables. No sería la primera victoria de Toyota en esta particular pelea, pues ya en la elaboración del reglamento de ayudas, a principios del pasado año, consiguió evitar que se quedasen fuera de las ayudas los híbridos enchufables, algo que barajó el Gobierno socialista.

Ayudas de las regiones

De momento, el premio de consolación para Toyota reside en las ayudas que entregan las comunidades autónomas con dinero del IDAE, que de media podrían rondar los 5.400 euros. Sin embargo, no todas las comunidades autónomas las dan (algunas están afinando sus planes para el próximo año) y, además, implica una gran complejidad al tratarse de 17 decisiones diferentes.

A diciembre del pasado año, las comunidades que tenían ayudas para los híbridos enchufables eran Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón, Cantabria y Cataluña con 5,400 euros de ayuda, y Navarra, con 2.400.

La marca gana cuota de mercado en particulares

El presidente de Toyota España, Jacques Pieraerts, muestra satisfacción por la evolución de la marca en España durante 2011. El directivo remarca que, en un ejercicio complicado, Toyota ha mejorado cuota de mercado en el canal de particulares, el que más margen deja. Excluyendo Canarias, ha crecido 0,67 puntos, hasta el 6,38% y se coloca, tras Nissan, como el fabricante que más gana.En flotas también ha tenido un comportamiento positivo, aunque de 0,05 puntos. Sin embargo, en alquiladores ha descendido su cuota en 1,43 puntos y se coloca en el 0,53%. Una decisión buscada por Toyota, que redujo este canal en favor de los otros dos en los que los concesionarios tienen una mayor presencia.En el conjunto de todos los canales, Toyota vendió en 2011 46.657 unidades -sin Canarias-, el 4,79% de cuota de mercado, 0,11 puntos por debajo de 2010.

Híbridos normales

Los híbridos no enchufables, aquellos que no pueden recargar las baterías en la red y que de momento son los únicos que circulan por España, están fuera de las ayudas del Ministerio de Industria, aunque cuentan con 2.300 euros de las comunidades con el dinero del IDAE.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_