Reconoce el escepticismo en torno al SMP

El BCE discute alternativas a su programa de compra de bonos

El Banco Central Europeo (BCE) busca posibles alternativas a su actual programa de compra de deuda soberana de la eurozona en los mercados secundarios (SMP), según ha reconocido el gobernador del Banco Nacional de Austria (BNA) y consejero del BCE, Ewald Nowotny, en declaraciones al diario 'The Wall Street Journal'.

El Banco Central Europeo (BCE) busca posibles alternativas a su actual programa de compra de deuda soberana de la eurozona en los mercados secundarios (SMP), según ha reconocido el gobernador del Banco Nacional de Austria (BNA) y consejero del BCE, Ewald Nowotny, en declaraciones al diario The Wall Street Journal."Estamos discutiendo otras posibles alternativas, aunque estas aún no están tan avanzadas como para poder prescindir del SMP", indica en sus declaraciones el banquero austriaco.

"Se trata de una discusión que incluye todos los instrumentos de política monetaria", añadió el consejero del BCE, quien no disimula que en el seno de la entidad persisten las preocupaciones sobre este controvertido programa que se ha cobrado desde su puesta en marcha en mayo de 2010 las dimisiones de los representantes alemanes Axel Weber y Jürgen Stark.

"Hay un cierto escepticismo respecto al SMP debido al temor de que aquellas imperfecciones del mercado que queremos corregir puedan surgir en otros lados", añade Nowotny, quien, sin embargo, admite que "hay un reconocimiento amplio de que es necesario cierta intervención".

Desde la puesta en marcha de este programa de compra de bonos, el BCE ha invertido 217.000 millones de euros en la adquisición de deuda soberana emitida por países de la eurozona bajo la presión de los mercados, principalmente de Grecia, Portugal e Irlanda en un primer momento, pero que a partir de la reactivación del programa a principios de agosto de 2011 ha centrado su objetivo en los bonos de Italia y España.

En este sentido, el banquero austriaco admite que la institución emisora maneja un cierto límite "puramente con fines prácticos" a la hora de realizar sus compras de bonos, aunque este depende de la situación de los mercados.

Respecto a la reciente decisión de Standard & Poor's de rebajar las calificaciones de la deuda de varios países de la eurozona, incluidos Francia y la propia Austria, que perdieron así su privilegiada posición como emisores 'triple A', Nowotny apunta que la sufrida por Italia es la que supone una mayor preocupación.

"Las rebajas son muy diferentes entre sí (...) Lo que personalmente para mi es serio es la rebaja de dos escalones de Italia", señala el banquero, quien advierte de que estos recortes de calificación no contribuyen a aliviar las presiones de los países y bancos ante los importantes vencimientos a los que deben hacer frente en 2012.

Rebajas de tipos

Por otro lado, al ser cuestionado sobre la posibilidad de que el BCE adopte más rebajas de la tasa rectora del euro, actualmente situada en el 1%, Nowotny subraya la importancia de conceder tiempo suficiente para analizar los efectos de los recortes ya anunciados, mientras que no ha excluido la posibilidad de aprobar nuevas medidas no convencionales.

"El BCE ha tomado pasos claros no sólo en lo que respecta a rebajar los tipos de interés, sino también en términos de ampliar masivamente la provisión de liquidez", señala el banquero.

"Todos somos de la opinión de que ahora se trata de captar el efecto pleno de estas medidas, dejarlas actuar y sólo entonces establecer nuevas medidas", añade.

Así, el banquero apuntó que el BCE tiene el mandato de prevenir la inestabilidad de precios y de aplicar las correspondientes medidas para conseguirlo, aunque subrayó que "siempre caso por caso".