Iliad lanza una oferta agresiva y fuerza a los rivales a bajar precios

Francia se contagia de la guerra de tarifas en el móvil

El mercado francés de telefonía móvil va a enfrentarse a un periodo de agitación. Casi disruptivo. Y es que, tal y como ha sucedido en España, está empezando una dura guerra de precios al norte de los Pirineos. La relativa tranquilidad que en los últimos tiempos han vivido los principales grupos, France Télécom, SFR (Vivendi) y Bouygues Telecom puede estar a punto de terminarse.

La pasada semana, la compañía Iliad, que opera con la marca Free Mobile, sacudió el mercado francés al estrenar sus servicios de telefonía móvil, convirtiéndose en el cuarto operador. Y lo hizo con una oferta atractiva para los clientes. Los usuarios pueden contratar los servicios de Iliad desde dos euros al mes con 60 minutos en llamadas y 60 mensajes de texto. Otra de las ofertas de Iliad es un contrato de 19,99 euros al mes, que incluye llamadas ilimitadas en Francia, mensajes de texto y tres gigas de navegación online desde el móvil. En ambos casos, los usuarios tendrán que pagar para comprar su propio terminal.

En la presentación, Xavier Niel, principal accionista de Iliad, quiso dejar claro que la mejor oferta es la de su compañía, mostrando unos gráficos comparativos donde se señalaba que sus precios son muy inferiores a los de France Télécom, SFR y Bouygues Telecom. El directivo, además, mostró su confianza en que Iliad será capaz de ganar una cuota de mercado significante gracias a sus bajas tarifas, además de alcanzar la rentabilidad cuando consiga una cuota de mercado de entre el 4% y el 5%.

Respuesta de France Télécom

La tranquilidad duro poco porque, horas después, los rivales empezaron a mover ficha. La primera compañía en responder fue France Télécom y lanzó al ataque a Sosh, su operador low cost. Entre sus opciones, la compañía ofrece a los clientes un contrato de 9,90 euros mensuales que incluye 120 minutos en llamadas, mensajes cortos ilimitados, acceso ilimitado a internet a través de los 30.000 puntos de conexión wifi que France Télécom tiene en el país y acceso ilimitado a Facebook y Twitter.

De igual forma, SFR y Bouygues han empezado a moverse. De hecho, tal y como señalan los medios franceses, durante esta semana se prevén nuevas ofertas por parte de estas compañías en respuesta a Iliad.

En cualquier caso, parece que el mercado ya no volverá a ser como antes. Charlie Davies, analista de la consultora Ovum, afirmó en un informe publicado la pasada semana que no hay duda de que la estrategia de Iliad cambiará el juego en esta industria. El experto indicó que esta compañía ya contribuyó a cambiar el escenario en el negocio de la telefonía fija y en el segmento de internet al irrumpir con sus ofertas de triple-play (llamadas de voz, acceso a internet y televisión) que se convirtieron en una referencia en cuestión de tarifas para los usuarios franceses. El experto indicó que muchos clientes de triple-play de Iliad podrían contratar los servicios móviles de la empresa, recordando que la operadora ha ofrecido un descuento de cuatro euros.

En una línea similar, Frédéric Boulan, analista de Nomura, dijo a Reuters que los agresivos precios lanzados por Free Mobile forzarán a las demás operadoras a rebajar las tarifas de sus contratos tradicionales. La cuestión final es cómo responderán los usuarios en este nuevo escenario del móvil.

La cifra

20.000 millones de euros mueve el mercado francés de telefonía móvil, el segundo del Viejo Continente tras Alemania.

Una dura prueba para los dividendos

El inicio de la guerra de tarifas en Francia ha generado numerosas incógnitas sobre el efecto que tendrá en las cuentas de las compañías. Y quizá una de las mayores dudas se ciernen sobre qué sucederá con las dividendos de France Télécom y su impacto para el Estado, que es dueño de cerca de un 30% del capital.

La pasada semana, el presidente de la autoridad reguladora del sector en Francia, Jean-Ludovic Silicani, afirmó que el Estado podría tener que aceptar un recorte en la retribución al accionista para que France Télécom pueda responder a los competidores sin tener que penalizar las inversiones en nuevas infraestructuras.

En este sentido, las operadoras han tenido que hacer una inversión conjunta cercana a 3.600 millones de euros para adquirir espectro destinado a los servicios de 4G. Solo en la última subasta, celebrada en diciembre, el Estado percibió algo más de 2.640 millones (en la anterior licitación, el tesoro público habían ingresado casi 940 millones). En esta última fase, SFR comprometió destinar a nuevas frecuencias un total de 1.070 millones, France Télécom, 891 millones y Bouygues Telecom, 683 millones. En este escenario de fuertes inversiones, la gran prueba para las operadoras será la rentabilización en este marco de guerra tarifaria.